ANÁLISIS FISCAL

Astori y dos caras de la economía: bajo costo de financiamiento, pero motores del PIB caen

El ministro de Economía presentó en el Parlamento un análisis de la situación de Uruguay. Dijo que la “solidez financiera” ha posibilitado un menor costo de financiamiento para el país, pero como contracara admitió una “desaceleración” de la economía porque los motores de crecimiento no repuntan.

El ministro busca actuar con equilibrio en la última Rendición. Foto: Fernando Ponzetto
“Hay comportamiento preocupante” de Brasil y Argentina. Foto: Fernando Ponzetto

La “gran solidez financiera” que muestra Uruguay y “la tendencia a la baja del costo de financiamiento”, contrasta con la “desaceleración” de la actividad por la caída de “los motores de crecimiento económico”. Eso planteó el ministro de Economía, Danilo Astori, al analizar la situación del país ante la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda de Diputados que analiza la Rendición de Cuentas.

Como dio cuenta El País, Astori planteó en el Parlamento que la economía local crecerá 0,7% este año y 2,6% en 2020 por la construcción de la nueva planta de UPM.

En ese marco, repasó que “la explicación” de la desaceleración “hay que buscarla en los motores de crecimiento”: la inversión, el empleo y las exportaciones, porque “en particular cada uno se ha desacelerado”.

“El más importante” de estos factores, según Astori, es “la incorporación de capacidad de producción a través de la formación bruta de capital fijo”, es decir la inversión en maquinaria y equipos. Hay “un comportamiento muy mediocre de la inversión (privada) que preocupa al gobierno”, agregó. “También hemos tenido un comportamiento bastante negativo en el último tiempo de las exportaciones de bienes y servicios”, sumado a que “el consumo privado ha caído”.

Teniendo en cuenta este panorama, el ministro afirmó que “no hay objetivo más importante que obtener niveles de inversión más altos y un mayor volumen de actividad y, a través de eso, mejorar las cifras de empleo”. En busca de esa meta, el gobierno ha presentado diversos estímulos para las empresas que Astori repasó en la Comisión.

Vecinos.

“Vemos un comportamiento muy preocupante del PIB en los dos vecinos”, dijo Astori a los legisladores. Repasó que en Argentina hubo “una caída de casi seis puntos (del PIB) en el primer trimestre de este año”, mientras que en Brasil “si bien no ha habido caídas muy pronunciadas, en los últimos años hay una tendencia a la pérdida del ritmo de crecimiento”.

Como es habitual, el ministro destacó el “desacople” de Uruguay de la región: entre 2011 y 2018 creció 19% en términos reales, contra 0,4% de Brasil y 0,6% de Argentina. “Eso tiene mucho que ver con la estabilidad del país, la solidez financiera y el papel que estas características también jugaron” en el riesgo país, que determina los intereses de deuda que se abonan, indicó.

“Uruguay tiene no solo el menor riesgo país de toda la región por lejos, sino además un riesgo país que está por debajo del promedio ponderado de países emergentes con grado inversor”, dijo Astori.

Agregó que por estas razones “pese a los impactos negativos y a la desaceleración (de la actividad), el déficit de cuenta corriente de la balanza de pago (diferencia entre importaciones y exportaciones) es muy moderado”.

Sobre el financiamiento, Astori expresó que “las tendencias a la baja del costo son notorias” alcanzando “promedios de 3,8% (de intereses) en moneda local y 5,2%” en moneda extranjera. Se trata de “tasas de interés extraordinariamente baja en el contexto internacional”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados