DEFENSA

Astori dijo que el gasto público “no es mala palabra”, una crítica que “está de moda”

El ministro de Economía defendió al gasto público como una herramienta importante para la justicia social.

Danilo Astori. Foto: Gerardo Pérez.
Danilo Astori. Foto: Gerardo Pérez.

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, defendió ayer -en el marco del cuarto Encuentro Anual del Programa de Fortalecimiento de la Gestión Presupuestaria (PFGP)- la “importancia” del gasto público como una herramienta que genera mayor justicia social y un mejor diseño de políticas públicas.

Según indicó Astori, el gasto público es un instrumento que permite modificar la realidad nacional y avanzar en la protección de derechos humanos.

Sin embargo, criticó a la coyuntura política actual, dado que actualmente “está de moda hablar mal del gasto e identificarlo como una mala palabra, con la incidencia de los tiempos electorales que conducen a todo tipo de tergiversaciones y falsedades”.

Para poder modificar la realidad nacional, Astori indicó que el gasto público es la herramienta “más importante” puesto que permite un mejor diseño de las políticas públicas.

“Por lo tanto, tenemos que aprovechar estas instancias para fortalecer el gasto público como herramienta política y, al mismo tiempo, para mejorar su calidad, sobre todo en épocas de restricciones fiscales como las actuales”, señaló el ministro.

Para poder lograrlo, según Astori se deben realizar tareas en cuanto a la gestión de los ingresos y los gastos dado que ese aspecto está vinculado “de forma directa” con la política.

Por otro lado, Astori dijo que la política fiscal tiene incidencia en los equilibrios macoreconómicos, a los que calificó como “parte relevante” de la coherencia de las políticas públicas.

Por último, el ministro enfatizó en la importancia de tener información de calidad. “Para cambiar hay que conocer y para conocer hay que tener información de calidad”, concluyó”.

De la presentación del evento participó también el director ejecutivo de la Agencia para el Gobierno Electrónico y la Sociedad de la Información y el Conocimiento (Agesic), José Clastornik; el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Uruguay, Morgan Doyle; así como el director general de Secretaría del Ministerio de Economía y Finanzas, Michael Borchardt.

Desde el BID, Doyle mencionó que tanto los países de la región como del resto del mundo comparten el desafío de “sacar más por menos”, es decir, de ser más eficientes. Al respecto dijo que Uruguay no escapa a este reto de “repensar constantemente la forma de asignar los recursos y cómo controlarlos”.

No obstante, desde el BID destacaron el caso uruguayo y resaltaron que el PFGP llevado adelante por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), ha sido un proyecto “bastante innovador, muy apropiado y casi único en la región”.

Por su parte, Clastornik señaló que el PFGP es “solo la base” para la construcción de otros proyectos y que es “lo básico para tener una política de gestión clara y transparente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados