PRESENCIAS Y AUSENCIAS

Astori pasó mensajes al FA y la oposición sobre el gasto

El ministro pidió discutir calidad antes de incrementar y negó “despilfarro”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro de Economía disertó en el tradicional almuerzo de ADM. Foto: A. Colmegna

Durante poco más de una hora y media, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, envió ayer varios mensajes destinados a la interna del Frente Amplio y a la oposición, previo a empezar a elaborar la Rendición de Cuentas. También aprovechó la disertación en el almuerzo de la Asociación de Dirigentes de Marketing ante un auditorio colmado de empresarios para destacar logros en materia de transparencia fiscal e inclusión financiera.

Astori fue claro en marcar como "prioridad macroeconómica" la "reducción del déficit fiscal" que está en un nivel "alto" —en los 12 meses a enero estaba en 3,7% del Producto Interno Bruto (PIB) y el gobierno tiene el objetivo de llevarlo a 2,5% del PIB en 2019. Del déficit "se habla todos los días y en todos los idiomas", agregó. Para Astori, el rojo de las cuentas públicas se puede bajar "sin alterar el orden macroeconómico" que además "no es un objetivo en sí mismo", aunque sí "imprescindible".

Y empezó a pasar mensajes a una interna del Frente Amplio (FA) que salvo su sector —Frente Líber Seregni— quiere aumentar el gasto para atender cuestiones como educación, seguridad, vivienda, entre otros. "Estoy a favor de contener el gasto público", pero "no importa solo la cantidad del gasto, sino también la calidad en un país que tiene restricciones para reducir el gasto público", afirmó y reconoció que hay "problemas con la calidad del gasto" y hay "mucho que hacer en esta materia".

De cara a negociar la Rendición de Cuentas 2017, el ministro hizo hincapié en cinco puntos. Por un lado que "las nuevas iniciativas del gasto público no deberían ser siempre incrementales sin ver resultados (del dinero asignado)", para lo que es clave un "análisis previo de los recursos dados y cómo se ejecutan", indicó.

Por otro lado, se deben "definir objetivos y establecer relaciones causales con resultados", explicó. También dijo que se debe tener "buena información y muchas veces no la tenemos en el Estado, si no es difícil mejorar la calidad".

Los otros dos puntos que mencionó fueron "avanzar en gobierno electrónico" y "estimular resultados a través de compromisos de gestión".

Al momento de las preguntas en el evento, el ministro fue consultado específicamente sobre la Rendición de Cuentas y dijo que no ha empezado su elaboración pero marcó como "desafío" poder "equilibrar el cumplimiento del programa con la prudencia fiscal". Respecto a si para eso se aumentarán los impuestos, Astori respondió que el país "llegó a la frontera" en los niveles de tributos "a la producción y a las personas" y "no considero (apropiado) cruzar esa frontera".

A su vez, destacó la "solidez financiera" y el "nivel de liquidez" que tiene Uruguay. "Con reservas se puede responder a todos los compromisos de deuda de un año", lo que "da tranquilidad para encarar desafíos", señaló. Pero, acto seguido, envío otro mensaje a la interna del FA: "no es para gastar, no podemos permitir" que por la solidez financiera "nos descansemos en el tema del déficit" fiscal. Porque eso implicaría "más deuda" para cubrir el déficit, con lo que se generan "más intereses" y por ende "más déficit" comenzando un "circulo vicioso" hasta "tornar insostenible" la deuda.

Ese colchón financiero que alcanza a US$ 2.500 millones (más créditos contingentes que están disponibles para Uruguay por US$ 2.400 millones), debe usarse "de manera tranquila" para "reducir el déficit", añadió.

Mensaje a la oposición.

Astori también envió mensajes hacia la oposición que ha cuestionado el manejo del gasto y el déficit fiscal.

"No comparto en absoluto los juicios negativos que atribuyen al gobierno un despilfarro del gasto público" porque eso es "exagerado" y además es "ignorar" el destino que tuvo el gasto, cuestionó el ministro.

Allí comparó el aumento de las erogaciones del gobierno central y el Banco de Previsión Social en términos de PIB en la década del 90 y entre 2004 y 2016. En la primera etapa el gasto en relación al PIB creció 7% y en la segunda 3,5%. Pero en la primera el PIB aumentó 37% y en la segunda 73%.

También comparó a Uruguay en la región donde se ubica entre los que su economía creció más pero entre los que el gasto público creció menos en términos de PIB entre 2004 y 2016.

Luego se refirió al destino del gasto y dijo que el "fundamental" fue el "social", cuya "calidad, está en discusión, no tengo dudas". Pero, ese mayor gasto social "fue para disminuir la pobreza" y mejorar "la distribución del ingreso", lo que "no debe estar ausente" al utilizar el término "despilfarro", dijo. Agregó que las empresas públicas "han realizado inversiones fundamentales" como los casos de UTE y Antel. Allí omitió mencionar a Ancap que ha tenido cuestionadas inversiones y acumuló cinco años de pérdidas.

A la oposición, fue destinado otro mensaje: "Uruguay se acostumbró a crecer", dijo, ya que en 2016 completó el 14° año consecutivo de expansión, "el período de crecimiento ininterrumpido más largo desde que se llevan registros", explicó. Aunque, añadió que eso "no es autocomplacencia, sino para ver de lo que es capaz el país y tener más confianza".

Recordó que en su última exposición en ADM (en agosto pasado) "el país navegaba por aguas turbulentas y el buque se movía" pero planteó que se debía "mantener el rumbo". "Hoy varios meses después vengo a reiterar ese llamado, porque el país demostró que puede recuperar los niveles de crecimiento" que alcanzó en el pasado, dijo Astori en alusión a los recientes datos oficiales que indicaron que Uruguay se expandió 3,4% en el último trimestre del año pasado.

Sobre ese tiempo pasado, destacó que "el gobierno no se sentó a esperar mejores resultados externos" que impulsaran la economía local sino que "actuó". Mencionó una serie de medidas implementadas con especial hincapié en los estímulos otorgados para el surgimiento de nuevos proyectos productivos y emprendimientos que incrementen la actividad.

Baja de la inflación que ayuda al déficit fiscal.

Astori resaltó el "notable descenso" en la inflación que llegó a niveles de dos dígitos a mediados del año pasado y ahora está en 7,1%. Eso "ha traí-do como un efecto fundamental" la "caída de las tasas de interés" en los títulos de deuda en pesos que emite el gobierno a tres años. Las tasas en pesos pasaron de 15,6% en agosto pasado a 13,58% actualmente. "Esto es fundamental para (reducir) el déficit ya que implica menor pago de intereses", dijo Astori.

OTROS TEMAS DESTACADOS.

OCDE - "Se puede lograr membrecía en poco tiempo".

La transparencia es esencial para la apertura e inserción, la opacidad no es una opción porque es antagónica con el desarrollo. El ingreso al Centro de Desarrollo es una etapa de aproximación a la membrecía de OCDE, que Uruguay puede lograr en poco tiempo".

Aranceles - "Están entre los más bajos de la región".

La rebaja de aranceles (para pagos con crédito y débito) es un objetivo de la inclusión financiera, hoy están entre los más bajos de la región. La vía para solucionar (conflicto con comerciantes) es diálogo y flexibilidad. Vemos con atención la experiencia argentina".

Maldonado - Gracias a estímulo del gobierno.

Días atrás el intendente de Maldonado, el nacionalista Enrique Antía, anunció 17 proyectos de inversión en rubros como vivienda y oficinas. Astori lo mencionó y dijo que "se ha logrado gracias a los estímulos adicionales" para inversión que definió el gobierno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)