ECONOMÍA DESACELERADA

Astori prevé dos años "difíciles" de crecimiento débil

El ministro habló con la revista extranjera Emerging Markets.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El líder del FLS fue el primer en reconocer la falta de organización en el bloque. Foto: archivo.

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, advirtió que Uruguay se enfrenta a dos años "difíciles" de crecimiento débil, debido a que las recesiones en sus dos vecinos (Brasil y Argentina) actúan como un lastre para su economía.

"Vamos a tener dos años de trabajo intenso de la política económica, y probablemente en el 2018 vamos a estar llegando al nivel de crecimiento económico que solíamos tener", dijo Astori a la revista Emerging Markets.

El ministro señaló que este iba a ser otro año "difícil", y que 2017 también sería "relativamente complicado".

"Va a tomar un par de años antes de que la situación en Brasil y Argentina —especialmente en Brasil— comience a estabilizarse", indicó Astori en una referencia a sus dos grandes vecinos que son también miembros del Mercosur, expresó la publicación.

Emerging Markets puntualizó que "Uruguay solía tener la imagen de una economía pequeña, pero abierta y vibrante con la mayoría de los fundamentos macroeconómicos en su lugar. Este ya no es el caso. El país sudamericano ha sufrido grandes shocks externos. No sólo tiene a sus grandes vecinos sumidos en la recesión, también muchos de sus más importantes socios comerciales tradicionales, como China, se están desacelerando".

La revista añadió que "como resultado, Uruguay tiene un crecimiento económico tibio, una inflación de dos dígitos y una disminución de la inversión. El crecimiento fue sólo el 1% el año pasado —la primera vez que estaba por debajo del 3% en 10 años— y el déficit fiscal alcanzó el 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB), ya que el gasto público no se cortó en línea con la desaceleración económica".

"La relación deuda-PIB es cerca del 70% y todavía se espera que aumente, según algunos economistas uruguayos. Mientras tanto, la fuerte depreciación del peso en el mercado de divisas —más del 60% con respecto al dólar en los últimos tres años— ha alimentado la inflación", afirmó la publicación.

En cuanto a la salida a captar dinero en los mercados internacionales, Astori dijo que Uruguay quiere más bien centrarse en la emisión de bonos en moneda local en lugar de eurobonos. La Unidad de Gestión de Deuda estudia emisiones en euros y yenes este año, según se había adelantado a El País. "Queremos centrarnos en bonos en moneda local, bonos indexados a la inflación, por ejemplo", dijo Astori.

"Vamos a seguir dando prioridad a bonos en moneda local, porque queremos evitar la dolarización de la deuda", añadió.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)