DIAGNÓSTICO

La realidad que según Astori no se puede ocultar: "Hace meses que la economía no crece"

El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo que pese a sumar 16 años de crecimiento, la actividad está en “una clara desaceleración”. Manifestó que “la economía uruguaya no crece y es una realidad que no podemos ocultar”, y sostuvo que el reto es revertir la caída de la inversión y el empleo.

El ministro Danilo Astori habla en el desayuno organizado por Somos Uruguay. Foto: Francisco Flores
Para el ministro de Economía, Danilo Astori, los dos retos claves de Uruguay radican en mejorar la inversión y el empleo. Foto: Francisco Flores

Inversión y empleo son los dos desafíos más importantes que tiene la economía uruguaya en este momento, según indicó ayer el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori.

En el marco de un desayuno organizado por Somos Uruguay, Astori enfatizó en que la economía uruguaya lleva 16 años de crecimiento consecutivo, empero puso el foco en la parte final de esta evolución que indica una “clara desaceleración” de la producción económica nacional.

“Aún cuando en 2018 el crecimiento fue de 1,6%, eso no debe ocultarnos que hace meses que la economía uruguaya no crece y esa es la realidad que no podemos ocultar”, mencionó el ministro.

Respecto a lo que sucede a nivel mundial, Astori manifestó que el panorama “no es bueno y viene empeorando en los últimos tiempos de forma muy notoria”. Sobre este punto, el martes se dieron a conocer las últimas proyecciones del Banco Mundial que dieron cuenta de una nueva corrección a la baja del crecimiento de la actividad económica global al pasar de 3,3% a 2,6% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial.

Astori mencionó que además de esta proyección “que nos deja preocupados a todos” hay una evolución a la baja del comercio mundial de bienes que se ha desacelerado desde el año 2017 y dijo que no se espera una recuperación en los próximos tiempos. Esto, aseguró, lleva a que el gobierno uruguayo deba ajustar las decisiones de política económica interna.

Ante este panorama, el ministro dijo que los dos desafíos fundamentales para la economía uruguaya son revertir la caída de las tasas de inversión y de empleo.

“Tenemos una clara caída del corazón de la inversión productiva del país” dijo y agregó que “una caída tan notable” de la inversión bruta fija en Uruguay va acompañada con un descenso en la tasa de empleo.

Al respecto explicó que en Uruguay “tenemos problemas porque en los últimos años la tasa de empleo ha venido cayendo y es un gran desafío que el país tiene que encarar”, mencionó Astori y dijo que para mejorar esta realidad el país debe trabajar en fortalecer el clima de inversiones.

Para mejorar el clima de negocios, el ministro mencionó que es necesario tener instituciones fuertes y especializadas que tengan respuestas a los distintos problemas; tener un orden macroeconómico y precisa además estímulos a la rentabilidad de la inversión.

El ministro Danilo Astori habla en el desayuno organizado por Somos Uruguay. Foto: Francisco Flores
El ministro Danilo Astori habla en el desayuno organizado por Somos Uruguay. Foto: Francisco Flores

El clima de inversiones “necesita rentabilidad porque si no encuentra resultados positivos no vamos a encontrar quiénes se hagan cargo de este desafío y no vamos a lograr que el sector privado decida arriesgar un enorme volumen de recursos”, explicó el ministro.

Desde la perspectiva internacional sobre Uruguay, Astori dijo que el país es bien visto por los inversores dada su estabilidad política, el respeto por la ley, la democracia plena, la libertad de prensa, la libertad económica y el orden macroeconómico. “Uruguay es visto como un país ordenado y estable que se refleja en la diferencia notable que ha logrado respecto al vecindario”, comentó Astori en alusión a las realidades de Argentina y Brasil.

Respecto de la posibilidad de que Uruguay pierda el grado inversor -otorgado por las calificadoras a nivel mundial- en este contexto económico, Astori dijo que “el grado inversor de Uruguay no está en juego en este momento” sino que por el contrario “está muy firme”.

Pese a ello, el ministro habló sobre la situación fiscal del país que en los 12 meses cerrados a marzo el déficit del sector público se ubicó en 4,8% del PIB, lo que significó el peor registro desde el año 1989. Al respecto dijo que no se puede ignorar que Uruguay tiene un “desequilibrio fiscal alto e importante” que debe ser combatido, indicó.

El camino para lograrlo es, según Astori, mediante el aumento del nivel de la actividad económica y no mediante la suba de impuestos.

“Muchas veces en el debate público el déficit aparece asociado al tema del gasto y nos olvidamos del otro factor que son los ingresos”, dijo el ministro y agregó que hay dos caminos para aumentar los ingresos: incrementar el nivel de actividad o subir los impuestos, sobre la segunda posibilidad dijo que estaba descartada.

Como otro elemento “fundamental” para estimular la inversión, Astori mencionó los incentivos económicos.

“No podemos pedirle a la inversión privada que se asocie a esto sin mostrarle resultados concretos”, explicó el ministro.

Sobre este punto, destacó seis regímenes especiales que Uruguay ha diseñado con el fin de mejorar las tasas de inversión, tales como la Ley de Promoción de Inversiones, el régimen de proyectos de participación público-privada (PPP), los aeropuertos y puertos libres, la admisión temporaria, el régimen de zonas francas y las herramientas sectoriales.

Según Astori estas medidas de estímulos a la inversión -que ya están en marcha- comenzarán a dar resultados a partir del segundo semestre del año. Asimismo, negó que el diseño de dichos beneficios esté orientado a los inversores extranjeros.

“Los regímenes de estímulo a la inversión están al servicio de los inversores uruguayos. No es verdad que se ofrece solo a extranjeros”, apuntó el ministro y dijo que si las empresas no acceden a los estímulos de inversión “puede ser por un problema de escalas”.

“Es necesaria la austeridad”

En el desayuno de trabajo organizado por Somos Uruguay, el ministro de Economía, Danilo Astori fue consultado respecto de cómo condiciona el déficit fiscal actual al próximo gobierno y cuáles son sus posibilidades para ajustar la cifra. Al respecto, Astori respondió que “sea cual sea” el próximo gobierno “es necesaria la austeridad” dado que “la cifra es alta”. Asimismo, el ministro indicó que Uruguay debe tener una “mejor trayectoria fiscal que la que hemos logrado hasta ahora”, ya sea mediante la disminución de los gastos o mediante el aumento de los ingresos. Por el lado de los gastos, Astori mencionó que el proceso de disminución es “muy lento” porque tiene “poco impacto en el déficit” y admitió que el gobierno “debe seguir trabajando”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)