sostuvo que el país tiene buenas perspectivas para enfrentar desaceleración

Astori: Uruguay está "bien parado"

El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori culminó ayer su ronda de encuentros en Washington en el marco de las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Danilo Astori. Foto: Leonardo Carreño

Allí mantuvo contactos con el vicepresidente para América Latina de la calificadora de riesgo Moody’s, Mauro Leos y con el economista jefe del BM para América Latina, Augusto de la Torre. Como en otras reuniones, expuso su visión de la realidad de la economía uruguaya y sobre esos temas también discurrió la entrevista que Astori tuvo con El País.

—En estas reuniones se ha hecho hincapié en la desaceleración de América Latina, en el agotamiento de los espacios fiscales, de un cambio de escenario, ¿cómo está parado Uruguay en esa cancha?

—Uruguay está relativamente bien parado, creo que hizo transformaciones que hoy le permiten ubicarse en este terreno de desaceleración con buenas perspectivas. Ya Uruguay había tenido una experiencia similar y quizás desde cierto punto de vista más fuerte, como fue la de 2008-2009, y sin embargo el país sobrellevó eso. Tuvo un año de menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y después retomó la senda de la recuperación. Uruguay sabe lo que es enfrentar una situación de este tipo. Hoy estamos mejor que en 2008-2009.

—¿Por qué?

—Por dos razones. En estos seis, siete años el proceso de diversificación y construcción de alternativas de la economía uruguaya avanzó y mucho. Hoy Uruguay tiene más bienes, más servicios, más mercados, más orígenes de inversión. Uno ve la curva de inversión total y se da cuenta que hay una meseta en los últimos meses, como que se detiene el crecimiento. Pero, se detiene a un nivel alto, a un nivel que son 24 puntos del Producto. Eso está muy asociado a la disponibilidad de opciones que tiene Uruguay y que antes no tenía. Lo otro que hizo Uruguay fue avanzar en la construcción de una holgura financiera muy importante, que en parte explica el resultado fiscal. Porque esa holgura financiera salió relativamente cara, pero estoy muy de acuerdo en haber comprado ese seguro.

Ahora, se trata de buscar la manera de trabajar con tranquilidad, serenidad, en la misma línea de seguir estimulando mucho el crecimiento a través de todas las herramientas. Con esta nueva situación cambiaria, que muestra a un dólar apreciándose a un ritmo local un poquito más acelerado en términos generales, siempre con alguna volatilidad, y que también nos permite, primero combatir la inflación con política monetaria contracta que es lo que se va a seguir haciendo y segundo, empezar a reducir el costo fiscal de la holgura financiera, a través de la reducción del déficit parafiscal que es el déficit del Banco Central. O sea, pasar a un nuevo nivel, "más cómodo" para el país de control de la inflación y al mismo tiempo mantener un tipo de cambio que resulte también positivo para el esfuerzo de la producción y la exportación uruguaya.

—¿Y eso es suficiente para achicar el déficit que hoy está en 3,3% del PIB?

—Creo que va a haber que actuar en materia fiscal con mucha prudencia y no solo por la cantidad del gasto, sino con la calidad del mismo. Pero, la situación fiscal tiene dos vertientes: la del gasto y la del ingreso. También va a haber que apuntar a mejorar la situación fiscal por la vía del crecimiento, sin duda. Para eso Uruguay ha construido márgenes de maniobra y por eso la curva de inversiones tiene meseta, pero no cae, y las demostraciones de confianza son impresionantes porque en febrero Uruguay reabre un bono al 2050 por US$ 1.200 millones al 5% de interés, ¿cuántos países en el mundo pueden hacer eso hoy, a tasa fija? Uruguay tiene más del 80% de su deuda contratada a tasa fija, entre el 50% y el 60% de su deuda en moneda nacional y la semana pasada hicimos una emisión a tres años en pesos nominales que superó todas nuestras expectativas. ¿Cómo se explica eso? Con una palabra: confianza, sino no es posible. Hay que traducir esa confianza en una promoción importante del crecimiento y por esa vía también, por la vía de los ingresos públicos, mejorar la situación fiscal. No tenemos números todavía en términos de metas, los vamos a discutir a la brevedad.

—Si tuviera que definir el principal riesgo para la economía uruguaya, ¿sería por el lado del déficit, la inflación o la desaceleración del crecimiento?

—Problemas macroeconómicos, dos fundamentales que están muy asociados entre sí: inflación y resultado fiscal, espacio fiscal. Son quizás las dos preocupaciones más importantes. No defino eso como objetivos en sí mismos, solo que ese equilibrio entre la herramienta fiscal, la monetaria y la herramienta de ingresos, herramientas entre las que tiene que haber consistencia muy sólida, son la base fundamental sobre la cual se proponen todos los cambios que hemos comprometido y que vamos a cumplir, y al mismo tiempo tener una economía que siga mejorando. Los equilibrios macro no son los objetivos de la política económica, pero son insustituibles para que los objetivos de la política económica se puedan cumplir, incluso los que ya se lograron.

—En los dos períodos anteriores hubo dos mega inversiones que ayudaron al crecimiento económico que fueron las plantas de celulosa de Botnia (hoy UPM) y Montes del Plata, para este período no se visualiza esa mega inversión que haga que la economía salte un escalón.

—Quién sabe. Tuvimos la emergencia de posibilidades al respecto, que luego en su grado de concreción disminuyeron, pero no hay que descartarlas para el futuro y menciono tres ejemplos. La explotación de hierro a través del proyecto que todos conocemos (Aratirí) y que aparece ahora detenido con un tema de precios internacionales que obviamente influyó, en segundo lugar el puerto de aguas profundas que hay que ver en qué medida puede ser retomado en el futuro y la tercera planta de celulosa sobre la que hubo incluso alguna conversación preliminar, son ejemplos de esas ideas.

"No está en la agenda" un crédito flexible

El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo que "no está en agenda" pedir al Fondo Monetario Internacional (FMI) un crédito de la nueva línea flexible (con menos condicionalidades) como tienen México y Colombia, de forma de contar con disponibilidades ante un cambio de contexto. Uruguay sí tiene con otros organismos (Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Fondo Latinoamericano de Reservas, CAF) créditos de este tipo por unos US$ 2.000 millones. Uruguay, es miembro del FMI y como tal "con el Fondo más bien tenemos un intercambio de ideas, de discusiones de política. Siempre recibís aportes, podemos tener acuerdos, discrepancias, pero la asistencia en la discusión del Fondo siempre es importante", dijo Astori.

"No puede ser que estemos afuera" del TISA, "es algo muy importante"

—Respecto al acuerdo global de liberalización de servicios, TISA, ¿qué se debe hacer?

—Yo respeto mucho la necesidad que plantean algunos compatriotas de conocer mejor. Tienen razón, hay que conocer mejor esto, pero no estoy de acuerdo con que se diga que se empezó en secreto con esto, porque en el gobierno todo el mundo sabía, incluso creo que se hizo una presentación en el Frente Amplio entre 2013 y 2014. Uruguay no puede estar afuera de esto, porque tiene intereses ofensivos muy importantes. El principal mercado de tecnologías de la información de Uruguay, es Estados Unidos, está vendiendo casi el 40% de sus productos allí. Como no vamos a estar en una mesa donde se está hablando de liberalizar ese comercio. Ahora, también tenemos intereses defensivos. Pero, este es un tipo de acuerdo que permite tener los dos tipos de intereses y que los defensivos lleven al país a decir: "No, miren sobre esto yo no quiero hablar o no quiero acordar nada".

—Esos intereses defensivos podrían ser los monopolios de empresas públicas, preferencias en compras públicas.

—Yo estoy dispuesto a escuchar lo que se desee defender, no hay problema, con tal de que se me deje defender lo que deseo ofender que es muy importante para Uruguay, muy importante. Uruguay está exportando US$ 4.000 millones de servicios en total, y los globales son los de mayor crecimiento, entonces no puede ser que estemos afuera de esto. Es mucho dinero y mucho trabajo el que se puede perder.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)