DISERTACIÓN

El atractivo para las inversiones por el manejo del coronavirus según el presidente del BCU

Labat señaló que si bien Uruguay ya cuenta con una normativa que facilita la llegada de inversiones extranjeras, el buen manejo que el país ha tenido durante la crisis sanitaria puede ayudar.

Diego Labat, presidente del BCU. Foto: Fernando Ponzetto
Diego Labat, presidente del BCU. Foto: Fernando Ponzetto

“Queremos una agenda muy fuerte de innovación, con un sistema financiero que se agilice y promover que aparezcan nuevos jugadores, inversores que quieran participar y aumentar la infraestructura que hoy tenemos”, dijo ayer el presidente del Banco Central (BCU) Diego Labat al disertar en la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación de Uruguay (Camacoes).

Apostar a la innovación y la agilidad en el sistema financiero es uno de los principales desafíos que el asume con vistas a 2025 como parte de una agenda de cambios que buscan impulsar la digitalización y promover la llegada de nuevos inversores.

El presidente del BCU dijo que el ente regulador ya ha comenzado a impulsar su nuevo plan para los próximos cinco años y que hay un buen punto de partido con el sistema financiero “muy sólido” que tiene Uruguay. Agregó que se pondrá el foco en incorporar más innovación al sistema.

Labat señaló que si bien Uruguay ya cuenta con una normativa que facilita la llegada de inversiones extranjeras, el buen manejo que el país ha tenido durante la crisis sanitaria puede ayudar.

“En un mundo complicado, es un muy buen indicador a la hora del ambiente de negocios mostrar que Uruguay hace las cosas bien y a partir de ahí construir para que vengan nuevos emprendimientos”, puntualizó.

El presidente del Central destacó en la presentación los cambios que se promueven en el sistema de pagos (transferencias bancarias instantáneas, cheques digitales, sistema de banca abierta, un estudio integral de costos operacionales y condiciones de acceso al sistema, entre otros).

Asimismo durante su presentación, Labat remarcó que otra de las líneas de trabajo consiste en dar un nuevo marco a la política monetaria, algo que ya viene concretando con “pequeños cambios” y que tiene como fin que el país alcance una inflación adecuada a niveles internacionales.

Por su parte, la nueva consejera económica y comercial de la embajada de España en Uruguay, Paz Quesada, que acaba de llegar al país e intervino en el evento, señaló que “están llegando muchas empresas a Uruguay atraídas por la estabilidad, por la seguridad jurídica, y en las últimas semanas han desembarcado nuevas empresas españolas, con lo cual yo creo que siempre podemos incrementar la inversión y encontrar en Uruguay un socio todavía mayor”. (En base a EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados