MARÍTIMAS

Avanza construcción del nuevo puerto de UPM 2

El piso listo para recibir la tosca y luego vendrá el hormigón.

Nuevo puerto de UPM 2
  

Estas son noticias portuarias que nos alegran porque hablan bien del Puerto de Montevideo y nos hacen imaginar que estamos avanzando, que nos estamos poniendo en línea con las necesidades de la región, quizá no inmediatamente pero sí estamos haciendo el camino para armar con éxito nuestro hinterland. Sí, las obras atraen como escenario cambiante.

Pero uno puede pasar de largo o ser indiferente frente a los sucesos o las cosas aunque si se tiene sensibilidad, resonancia intrerior y responsabilidad, esos datos como los que estamos editando hoy, para nosotros más que valor documental tienen valor histórico que es lo que hemos estado haciendo en estos 74 años, testigos del proceso portuario, y su mundo de intereses incluidos los barcos y el comercio internacional.

Nuestros ancestros nos dejaron muy poca información, excepto dos gruesos libros bien conocidos sin alcance popular. Vamos ahora al tema de hoy. En otra etapa del proceso y apenas pasadas dos semanas de aquellas nuevas que publicamos como descubrimientos personales que nos alegraron de corazón, como una novela de suspenso, sí por qué no, nuevamente nos vuelve a sorprender el prodigioso avance de estas obras con nuevos pasos por delante porque la verdad, esta gente se mueve rápido en este proyecto que para nosotros los observadores de afuera, apenas si dan respiro para asimilar la siguiente etapa que nos va a atrapar con nuevas experiencias.

Hace poco ese espacio de agua solo tenía pesqueros, luego fueron quitados los pesqueros, tras lo cual apareció la draga de Jan de Nul, y comenzó el dragado de ese espacio de agua. Unos días más tarde, comenzó el relleno de arena. Durante varias jornadas, los equipos de JDN soplaron en amplio espectro toneladas de arena en forma de regadío sobre toda esa área. Poco después comenzó a verse la arena hasta que llegó al nivel de piso de Mántaras.

La siguiente etapa fue comprimir, compactar esa arena hasta dejar una masa solida y todo quedó firme. Lo que se ve ahora es una capa de tosca y la siguiente operación sería agregar tosca con cemento hasta culminar la capa final con hormigón liquido y ahí ya tendremos el piso firme de lo que será el depósito de celulosa de UPM. A su costado ya se puede ver el lugar destinado a lo que será el puerto de barcos celulósicos y la imagen muestra muy claramente su ubicación, vertical al relleno.

De aquel bucólico espacio de agua donde estaban los dos clubes de remeros, los pesqueros, dique Tsakos, barcos hundidos, todo eso desapareció, ya no queda nada. Estas 8 hectáreas es tierra firme de UPM. Donde termina esta área de UPM comienza el territorio de TGM (Terminal Granelera Montevideo) cuya instalación se ve claramente a la derecha de la imagen lanzándose desde su base que también fue un relleno hacia la bahía conformando un puerto para grandes barcos y también barcazas: en la ocasión vemos un gran barco panamax cargando granos en ese muelle.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados