MARITIMAS

Avanza Puerto UPM; una empresa que valora el tiempo

Ya está rellenado el área donde se levantará el depósito de 56 mil metros cuadrados y a continuación construirán el muelle para los barcos de la celulosa.

Puerto de Montevideo. Foto: Cortesía de Antel
Puerto de Montevideo. Foto: Cortesía de Antel

Como algo nefasto y lo hemos dicho hasta el cansancio: los tiempos del Estado no son los tiempos de la empresa privada y tampoco los costos y eso es así con el resultado lamentable que hace fracasar la propia gestión pública y desalientan al privado entre otros perjuicios.

Lo sabemos y nunca dejamos de sorprendermos gratamente cada vez que esta situación se da con tal celeridad como en el caso de la empresa UPM que está llevando a cabo el proceso y obras de construcción de su depósito y muelles en el puerto de Montevideo. De una semana a otra se perciben los sostenidos avances en el area del muelle Mántaras a tal extremo que una toma fotográfica aérea con respecto a la anterior muestra una imagen que hace desconocer la zona. Así es, de hecho ya está rellenado el área donde se levantará el depósito de 56 mil metros cuadrados y a continuación construirán el muelle para los barcos de la celulosa. Hay que acostumbrarse a no ver nunca mas allí en las aguas de la bahía a decenas de barcos pesqueros amarrados.

Luego seguirá el avance del relleno y aparentemente ya están desapareciendo las aguas donde por años estaba ubicado el Dique Tsakos y suponemos que en pocos días más las obras habrán llegado al conocido Muelle F frente al Mercado de Frutos que sería el límite del puerto de UPM.

Entonces una ancha faja de tierra firme contigua a tierra, tomada a la bahía, se extenderá por unos 800 metros incluyendo un área de tanques de 6.400 metros cuadrados y muelle para barcazas. Toda esa zona habrá cambiado.

La imagen muestra como la draga de Jan de Nul ha ido rellenando con arena arrojada en forma de lluvia esa área y seguirá avanzando como dijimos hacia el Muelle F cumpliendo la operación en tiempo récord.

Digamos que esta gente sabe valuar cada día, y aprovechar su tiempo sin desperdicio. La sorprendente imagen que mostramos es testigo de cuanto decimos: los tiempos del Estado uruguayo no son los tiempos de las empresas. En la escena vemos a la derecha la Terminal TGM.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados