Paramétrica

Baja el crudo, ¿y por qué no los precios de los combustibles?

La explicación que da Ancap y lo que muestran los números, además del contralor que hace la Ursea.

Medidas: el estudio propone la libre importación de combustibles. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Una buena noticia para compartir: mañana, y por quinta semana consecutiva, bajarán los precios de los combustibles". La frase pronunciada por el presidente de Chile Sebastián Piñera el jueves pasado, marca algo: el precio del petróleo viene en baja. En Uruguay, en cambio, el precio se mantiene desde enero.

Chile tiene algunas similitudes con Uruguay: no posee petróleo y la estatal Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) tiene el monopolio de refinación de crudo.

Pero su esquema de fijación de precios es diferente. Por un lado, la ENAP fija el precio de venta a los distribuidores (en base a precios de paridad de importación) y luego estos lo fijan al consumidor. Por lo que el precio de los combustibles varía entre zonas (según la demanda y qué tan costoso sea abastecerla) y tiene cambios semanales.

En Uruguay, Ancap propone las tarifas en función de una paramétrica que le permita obtener los ingresos necesarios para el año y es el Poder Ejecutivo el que termina fijando el precio de los combustibles. Así se ponen precios máximos (los que terminan siendo adoptados por los estacioneros en todo el país, aunque en principio nada impediría que pusieran precios de venta por debajo). A diferencia de Chile además, los precios se analizan cada seis meses.

Si el petróleo viene en caída, ¿por qué no bajan los precios de los combustibles en Uruguay?

La respuesta de la presidenta de Ancap, Marta Jara a El País fue que "se aplican ajustes semestrales para corregir eventuales desviaciones de las variables respecto a las premisas asumidas para el valor promedio anual de crudo y tipo de cambio".

Ancap tiene en su paramétrica un petróleo estimado a US$ 75 y un dólar a $ 30,50. Eso da un barril de referencia en pesos a $ 2.287,50.

En lo que va de noviembre, los precios promedio de petróleo y dólar dan un barril en pesos de $ 2.199,20, esto es 3,9% menos que la paramétrica de Ancap.

"El modelo chileno" en base a las variaciones diarias "modifica constantemente los precios en surtidor", a "diferencia del nuestro", indicó Jara.

Foto: Ancap

De hecho, "el barril de referencia asumido en el último ajuste de tarifas (julio) para el año fue superado. En este momento la tendencia cambió y el promedio de noviembre se sitúa por debajo de la referencia", expresó la presidenta de Ancap.

En efecto, si se toma el promedio del valor del petróleo y del dólar entre julio y lo que va de noviembre, el barril en pesos es de $ 2.426,57. Eso es 6,1% por encima de la referencia de Ancap.

Si se toma lo que va del año, está casi alineado el precio promedio del petróleo y del dólar con el de referencia de Ancap: $ 2.236,86 y $ 2.287,50 respectivamente.

Foto: Ancap

Paridad.

Los productores agropecuarios reclaman la libre importación de combustibles para acceder a un menor precio del gasoil que el que pagan, de acuerdo a los números que releva la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea).

"La determinación de los precios de paridad de importación corresponde al ejercicio teórico de calcular el precio en el mercado local de productos terminados de similar calidad a la de los producidos por Ancap, en la hipótesis de que los mismos puedan ser importados libremente y considerando los costos teóricos en el territorio nacional, los cuales no tienen por qué coincidir con los costos existentes actualmente en el país", indica la Ursea.

La brecha entre el precio de paridad de importación y el que se paga en el surtidor llegó a ser de 41,5% (en enero de 2016). Pero en los últimos meses, la política del gobierno ha sido que se reduzca esa brecha.

En octubre de este año, "los precios internacionales subieron cerrando prácticamente la brecha con la paridad de importación", dijo Jara.

El precio que habrían pagado los consumidores por el gasoil importado fue casi igual al que efectivamente abonaron: $ 40,10 por litro y $ 40,40 respectivamente. Eso da una brecha de apenas 0,74%. Es la menor diferencia desde junio de 2018, cuando de hecho el precio en surtidor era 1,05% inferior al de paridad de importación.

Según un estudio realizado por la consultora CPA Ferrere en junio de 2017, las actividades más afectadas por el sobreprecio del gasoil, eran hasta ese momento la forestación y la agricultura de secano, seguida del arroz y la ganadería de carne

Incluso, CPA Ferrere había sugerido que se "debería priorizar también la reducción del sobrecosto del gasoil respecto a la paridad de importación y sus impactos sobre la competitividad y el empleo" y no solo el enfoque fiscal.

herramienta

¿Qué es y cómo funciona la paramétrica de Ancap?

En su web, Ancap explica que "una paramétrica es la relación que hay entre las tarifas y las variables que son independientes de la empresa", en este caso "el crudo y el tipo de cambio por ser las de mayor incidencia en la estructura de costos". Ancap proyecta sus finanzas "para el año correspondiente teniendo en cuenta las premisas relevantes como el volumen de ventas, los costos de personal, la eficiencia energética, las inversiones y los insumos, entre otros. Se plantea como objetivo generar los fondos suficientes para cubrir todas las necesidades del año y lograr el equilibrio", indicó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)