La venta de automóviles y utilitarios de ese país cae 32% en diez meses

Baja de precios hace perder mercado a vehículos chinos

La comercialización de automóviles y utilitarios chinos experimentó una caída de 32,3% en los primeros diez meses del año en comparación con igual período de 2014. Ese descenso de fundamenta en una mejor oferta de precios de vehículos armados fundamentalmente en Brasil, pero también en otros orígenes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La venta de vehículos chinos tuvo caída de 32% entre enero y octubre de este año.

Según registros de la Asociación de Concesionarios de Marcas de Automotores (Ascoma) desde 2010 hubo presencia en el país de 27 marcas de automóviles de ese país asiático. Dentro del rubro "autos y comerciales" figuran nombres como Anchi, Xinkai o Wuling, aunque han tenido muy pocas ventas en la plaza local.

En tanto, entre 2014 y este año, las marcas que tuvieron un mayor nivel de comercialización fueron Chery, BYD, Lifan, FAW y Geely. En total entre enero y octubre de este año se vendieron 7.015 vehículos (entre automóviles y utilitarios) de origen chino. En el mismo período del año pasado el total llegó a 10.370, lo que marca la caída de 32,3%. Esa baja es mayor a la que se produjo en las ventas generales de vehículos que se ubicó en 9,1% en los primeros diez meses del año, en relación al mismo período de 2014. Y también se produjo una baja de la participación de autos chinos en las ventas totales. El año pasado, esa participación en el mercado fue de 23,4% , mientras que en lo que ca de este año pasó a ser de 17,4%.

Además, de las cinco principales marcas se produjo una baja de ventas en cuatro de ellas. En el caso de Chery el descenso fue de 45%; para BYD fue de 34%; la caída de FAW se ubicó en 27% y la de Geely en 35%. Lifan, en cambio, tuvo un aumento de 18% en los diez primeros meses del año.

Hubo otras marcas que aumentaron sus ventas, aunque con pocas unidades. Ese fue el caso de BAIC que tuvo un incremento de 26% (pasando de 38 vehículos en 2014 a 38 este año); Changhe con 84% (62 y 114, respectivamente) y Shineray con un incremento de 90% (de 10 a 19 unidades).

Otras marcas con muy poca participación en el mercado fueron Zotye con 5 vehículos comercializados, Hafei con 2 y JMC con 1.

Motivos.

La caída en las ventas de vehículos chinos tiene una explicación para Ascoma. Su presidente, Jorge West, dijo a El País que la más constatada es la de la irrupción de automóviles con precios muy competitivos que llegan de Brasil.

"Volkswagen, Fiat y Chevrolet, vienen con precios super competitivos. Pero también de otros orígenes, porque también hay muy buenos valores en vehículos que vienen desde Corea o de india", informó el directivo de Ascoma.

En el caso de Brasil expresó que se conjuga más de un elemento. Allí se suma la depreciación del real y la caída de las ventas internas.

"Cuando las fábricas tienen programadas toda su producción y no venden en el país tienen que salir hacia otros mercados. Y para eso, tienen productos muy buenos y también buenos precios", dijo.

Recordó que la mayoría de los modelos de automóviles chinos que se comercializa en la plaza local tiene un precio que oscila entre US$ 10.000 y US$ 11.000. "Pero aparecieron competidores muy fuertes con precios similares con automóviles que quizás tienen para los compradores más peso en la marca, una marca más probada y con más presencia en la región", dijo West.

Igualmente, explicó que los autos chinos ya superaron el miedo que había en algunos compradores vinculado a temas de calidad.

"Hoy los autos chinos prácticamente igualan en temas de garantías a otras marcas. Pero cuando se da la situación de ahora se frenan las ventas. En ese segmento de precio hay muchos más jugadores, alguien pierde, alguien gana o se reparte más la torta", indicó West.

Para el presidente de Ascoma esta tendencia se va a mantener. Más aún si Brasil continúa manteniendo precios bajos. "También dependerá de las políticas que adopten las marcas. Puede haber algunas con políticas más agresivas que con el apoyo de sus fábricas pueden achicar sus números y eso se pueda trasladar al público", explicó. Entonces, en un mercado no recesivo, pero sí de mayor cautela, los precios que manejen esas marcas brasileñas pasarán a ser un factor determinante para la compra de vehículos en la plaza local.

Chery.

El mayor problema que afrontó el sector de ensamblado de vehículos chinos en Uruguay fue la salida de Chery que se produjo a principios de este año. Si bien, la línea de producción que la armadora tenía en su planta de Paso Carrasco no era destinada a la plaza local, el anunció del cierre generó preocupación en los compradores. Luego de varios meses sin producir un vehículo, Chery cerró su fábrica y despidió a 350 trabajadores.

Los problemas se originaron el año pasado cuando comenzaron a caer las ventas hacia Brasil y Argentina. En el primer caso, un escaso crecimiento económico se hizo notar en la demanda de vehículos por parte de los consumidores y por tanto en la importación de vehículos. Allí también pesó la pérdida de competitividad de los productos uruguayos.

En el segundo, a raíz de políticas restrictivas a las compras en el exterior que llevó adelante el saliente gobierno de Cristina Fernández.

Buen stock de repuestos.

Un informe publicado el viernes por El Empresario indicó que el stock de repuestos para automóviles chinos tiene un crecimiento anual de 40% desde hace unos siete años. Además, la importación de autopartes del país asiático creció 35,9% en promedio anual entre 2009 y 2014. Según datos del Instituto Uruguay XXI, los productos que más aumentaron su ingreso al país entre 2013 y 2014 fueron las cajas de cambio y sus partes, las cajas, paneles y apoyo de radiadores o los guardabarros. Entre enero y octubre las importaciones fueron por US$ 49,4 millones. En la plaza, los productos más adquiridos fueron aquellos vinculados al service, como las pastillas de freno, filtros o correas y también a los siniestros como faroles, paragolpes o cristales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)