MERCADO DE SEGUROS

En baja la rentabilidad de las compañías de seguros

Pagan más por siniestros y actividad no logra compensarlo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El segundo mayor pago de pólizas corresponde a automóviles. Foto: El País

La actividad del sector asegurador mantuvo la tendencia de leve crecimiento en el tercer trimestre del año, con un aumento de 0,4% en términos reales en la emisión de primas de seguro respecto a igual período de 2015. Pero ante el incremento de la siniestralidad, cayó notoriamente el margen de rentabilidad de las compañías de seguros.

Según un reporte de la Asociación Uruguaya de Empresas Aseguradoras (Audea), el resultado consolidado del sector tras el pago de impuestos al 30 de septiembre de 2016 fue de US$ 15,6 millones, monto 35% inferior al alcanzado al fin de septiembre del año pasado (US$ 24,2 millones).

Eso se debe principalmente a que las empresas aseguradoras llevan pagos US$ 597,6 millones por siniestros (reaseguros y recuperos) al cierre del tercer trimestre del año, un 8,6% más que a septiembre de 2015 (US$ 493 millones) en la comparación a pesos constantes. Del monto total, US$ 179,5 millones corresponden a seguros patrimoniales (incendios, vehículos, robos, entre otros), US$ 313 millones a contratos previsionales y de vida y los restante US$ 105,1 millones a accidentes laborales.

"Hay un crecimiento de la siniestralidad importante y cuando se frena un poco el mercado, se da un contexto donde las posibilidades de obtener resultados positivos se van reduciendo", dijo a El País el director ejecutivo de Audea, Mauricio Castellanos. Recordó que en 2014 solo una de las 15 compañías de seguros que operan en Uruguay tuvo resultados negativos, pero el número aumentó a cinco en 2015 y este año prevé que se continúe "afectando la rentabilidad del sistema".

La distribución de la emisión de seguros en los primeros tres trimestres del año marca que el 26% son contratos de vehículos, 25% de vida previsional, 19% por accidentes laborales, 14% de vida y 4% por incendios. Respecto a la evolución de los tipos de contratos, hasta septiembre cayeron 1,4% los seguros patrimoniales medidos en precios constantes contra igual período del año pasado, mientras que crecieron 12,7% los de vida y bajaron 15,2% los de accidentes de trabajo. A la interna de los seguros patrimoniales, solo crecieron los rurales (24,9%), por robos (2,2%) y vehículos (0,7%). A su vez, los contratos de vida se redujeron 1,2% aunque esta subcategoría se vio impulsada por el incremento de 22,8% en los seguros de vida previsional.

Sobre estos números, Castellanos evaluó que en los seguros patrimoniales "crecen algunas pocas ramas que son poco significativas" y el sector automotor "se mantiene con un crecimiento mínimo" que confirma una desaceleración en los niveles de actividad. Agregó que las cifras "reflejan la evolución de la economía", dado que el sector asegurador hace negocios "con todos los sectores de actividad y cualquier movimiento tiene un impacto muy grande" en sus resultados.

El directivo de Audea indicó que el aumento de los seguros previsionales "apuntala" los registros globales, pero esto responde "a un tema demográfico" ya que su evolución depende "de la cantidad de personas que van llegando a la edad de jubilación por el sistema mixto". Este negocio de la renta vitalicia —pago mensual tras el retiro laboral en base al dinero ahorrado en la AFAP— es asumido únicamente por el Banco de Seguros del Estado (BSE) tras el retiro de los privados por el descalce de moneda y otros problemas.

Por otra parte, el informe de Audea detalla que las inversiones financieros del sector aumentaron 25% en dólares en comparación al cierre del tercer trimestre de 2015, mientras que su distribución se mantuvo prácticamente incambiada con un predominio de los valores emitidos por el Estado —73,8% del total—.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)