ECONOMÍA

Balanza de pagos resultó equilibrada en el tercer trimestre

Las exportaciones de bienes cayeron 19,9% en el tercer trimestre frente a igual período del año pasado, según informe del BCU.

Pesos uruguayos. Foto: archivo El País
Pesos uruguayos. Foto: archivo El País

El saldo de las transacciones corrientes y de capital con el resto del mundo de la economía uruguaya “resultó equilibrado”, durante el tercer trimestre del año, y se registró una reducción respecto al mismo trimestre observado un año atrás. Ese descenso estuvo explicado por el menor superávit registrado en la cuenta corriente.

Las exportaciones de bienes cayeron 19,9% en el tercer trimestre frente a igual período del año pasado, mientras que las colocaciones externas de mercancías generales se redujeron pero en menor proporción (17,3%).

El saldo de las transacciones corrientes y de capital pero en el año móvil a septiembre, fue deficitario en US$ 283 millones, lo que significa el 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB). Este resultado difiere de lo registrado un año atrás cuando hubo un superávit de US$ 721 millones (aproximadamente 1,2% del PIB).

Esa evolución se debió a un retroceso en el superávit de cuenta corriente (que pasó de 1,1% a 0,2% del PIB) y de una revisión del saldo de la cuenta capital.

Los datos se desprenden del informe de Balanza de Pagos publicado ayer por el Banco Central (BCU), en el que se afirma que el impacto del Covid-19 en la economía, -pautado por un debilitamiento en la demanda y el comercio mundial- determinó la reducción del superávit del saldo comercial porque las exportaciones cayeron más que las importaciones. No obstante, el regulador señaló que ese impacto “fue compensado en parte” por un menor déficit en el ingreso primario, dado que hubo que pagar menos rentas a la Inversión Extranjera Directa (IED). Por lo que según el BCU, se dieron dos “tendencias contrapuestas”.

El informe del regulador señaló además que si se descompone el saldo de la Balanza de Bienes y Servicios, se visualiza un “significativo descenso” del superávit de bienes que fue de US$ 1980 millones, lo que implicó una caída de US$ 1100 millones frente a un año atrás. En relación al comercio de servicios, en la comparación interanual se registró una caída de más de US$ 200 millones, dado que pasó de US$ 648 a US$ 445 millones. En ambos casos la reducción fue resultado de una contracción mayor en las exportaciones que en las importaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados