ANTE EL CORONAVIRUS

El Banco Central aclara medida sobre crédito ante dudas de los bancos

Había dudas en los bancos sobre el plazo de vigencia de la medida que busca mitigar los impactos que en la economía genera el brote de coronavirus.

Vista aérea del Banco Central del Uruguay. Foto: Gerardo Pérez
Vista aérea del Banco Central del Uruguay. Foto: Gerardo Pérez

El 1º de abril el Banco Central (BCU) resolvió una medida para actuar “como un impulsor más” para que los bancos otorguen créditos en pesos y Unidades Indexadas (UI) a empresas y familias de forma de “minimizar” los impactos de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus sobre la actividad económica y el empleo, había dicho a El País ese día el presidente del BCU, Diego Labat.

La medida es una “reducción en forma transitoria de los encajes en moneda nacional y UI que los bancos mantienen en la autoridad monetaria”, pero asociada “al crecimiento de la cartera de créditos vigentes en relación al cierre del mes de febrero, generando por esta vía un nuevo canal de liquidez que permita al sistema financiero responder a las necesidades financieras de empresas e individuos”, señalaba el comunicado del BCU.

Para tomar en cuenta el crecimiento del crédito el plazo era hasta el próximo 30 de junio, pero en los bancos había dudas sobre si ese era también el plazo por el que regía la baja de encajes, dijeron anoche a El País fuentes del sector financiero.

Ante ello, el directorio del BCU resolvió el jueves pasado (la resolución se divulgó ayer) “declarar de manera explícita el plazo de las decisiones de inyectar liquidez en el sistema financiero que este Banco Central ha tomado con el objetivo de preservar la misma y permitir el normal funcionamiento del sistema de pagos e impulsar la actividad económica”.

Así, señaló que la baja de encajes “tendrá vigencia hasta el 30 de junio de 2021”. Es decir, más de un año, si bien el plazo en que se va a computar el aumento del crédito llega hasta el 30 de junio de 2020.

“Si le das crédito a una empresa a dos meses, difícilmente tenga su situación solucionada. Pero, con esta aclaración (está la certeza de que) se pueden dar préstamos a seis meses, un año (de plazo)”, ejemplificó una fuente del sistema bancario.

De esta forma los bancos pueden planificar de mejor manera el flujo de crédito.

El hecho de que el plazo de reducción de encajes sea mayor, no modifica el monto máximo de dinero que se pone a disposición de los bancos para destinar a crédito y que se estimó en $ 14.000 millones (unos US$ 318 millones).

Labat había dicho que “el BCU tiene un montón de instrumentos” para proporcionales dinero, pero hacerlo con la medida resuelta “es un motivador más” para que lo presten”.

Los encajes son un porcentaje de los depósitos que los bancos deben mantener inmovilizados en el BCU y no pueden destinar a crédito. Al reducirlos si el crédito crece, los estimula a prestar (porque obtienen un rédito mayor que si lo dejan inmovilizado).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados