MEDIDA

Banco Central argentino obliga a las fintech a girar liquidez

La determinación busca garantizar que el saldo que sus clientes tengan en un monedero virtual efectivamente sea líquido y pueda ser controlado.

Cyberfest Mercado libre
Mercado Libre es de las más afectadas por la nueva normativa. Foto: Archivo El País

El Banco Central de Argentina (BCRA) concretó finalmente ayer el primer paso para regular la actividad de los Proveedores de Servicio de Pago (PSP) o fintech, al disponer que los fondos que sus clientes tengan acreditados en las cuentas de pago que ofrecen, deberán estar colocados en un monto equivalente en cuentas a la vista en pesos abiertas en bancos para asegurar su disponibilidad inmediata en todo momento. La empresa más afectada es Mercado Libre por la penetración que logró en el mercado.

La determinación busca garantizar que el saldo que sus clientes tengan en un monedero virtual efectivamente sea líquido y pueda ser controlado, a la vez que busca cerrar toda posibilidad de que estas empresas lo usen para inversiones de corto plazo para obtener ganancias propias a espaldas de sus clientes, como lo habrían detectado en algunos casos.

Sin embargo, en los hechos, significa una importante transferencia de recursos de las cuentas virtuales (manejadas mayoritariamente por las fintech) a las cuentas físicas bajo administración de los bancos, algo que estas empresas resisten ya que consideran que se trata de liquidez cuya administración ganaron tras haber conseguido ampliar el mercado, en especial, desde que se logró (hace algunos meses) la interoperatividad entre cuentas virtuales y físicas.

De hecho, la Cámara Argentina de Fintech, que agrupa a 223 PSPs, le pedirá el martes a las autoridades del BCRA que les permitan abrir dichas cuentas corrientes en el propio ente rector tal y como se permite a los bancos, algo que le permitiría a las autoridades monetarias “tener pleno control de la disponibilidad de los fondos” a la vez que le abriría la posibilidad a estas empresas de destinarlos a la “suscripción de pases pasivos”.

“Es algo que permitiría a nuestras empresas mantener una retribución a los clientes por los saldos que dejan en sus cuentas, que es algo que valoran mucho del sistema actual”, destacan. (La Nación | GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados