POLÍTICA MONETARIA

Banco Central: demanda de dinero por encima de lo esperado a raíz del virus

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central analizó lo ocurrido con la demanda de dinero durante abril.

BCU paga tasas de 5.45% en pesos ajustados a la inflación. Foto: AFP
Sede del BCU. Foto: Leonardo Mainé - Archivo El País

El pasado 21 de mayo se reunió el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central (BCU) para evaluar la situación actual de la economía uruguaya.

En ese sentido, según afirmó el Copom de la institución a través de su minuta de comunicación, en el primer mes del segundo trimestre del año, “la demanda de dinero ha crecido de manera sostenida, por encima de los niveles esperados”. El motivo que explica esto es la precaución ante la incertidumbre generada a raíz de la pandemia por coronavirus.

“En este sentido, la variación interanual del agregado monetario M1’ (que se compone por la suma de la emisión de dinero en poder del público, y los depósitos a la vista y las cajas de ahorro del público en el sistema bancario) se ubicó en 8,7%, por encima del rango de la referencia indicativa de 3%-5% definida en el último Copom”, indicó el comunicado.

Es que según el regulador, “el mayor dinamismo de los agregados está siendo generado por una fuerte expansión de la base monetaria” y “dicha expansión se amortigua por un multiplicador monetario que cae más de lo esperado, debido principalmente al mantenimiento de mayores reservas por parte de los bancos”.

Por otra parte, en lo que va del segundo trimestre del año, el peso uruguayo “se mantiene relativamente estable” frente al dólar en relación a los valores alcanzados en marzo. No obstante ello, desde el BCU indicaron que “presenta una depreciación de 9,4% en el promedio del trimestre y de 4,2% en la medición punta del mes de mayo”.

Este comportamiento “no difiere demasiado” según el BCU con lo registrado por las monedas de los competidores comerciales, con excepción de la región.

En términos de la decisión de política monetaria, el regulador indicó que el Copom “entendió conveniente” que esta “siga tomando en consideración la actual situación de corto plazo en materia económica, asegurando la liquidez y que no existan restricciones en el mercado de dinero, al tiempo que garantice los esfuerzos para alcanzar los objetivos inflacionarios una vez superada dicha situación”.

Es por esto que desde el BCU afirman que “es esperable que la demanda de dinero se mantenga en estos niveles similares a los alcanzados en el mes de abril por el resto del trimestre” y esperan una variación interanual del agregado monetario M1’ en el entorno del 7,5%, por encima de la referencia indicativa definida para el segundo trimestre en el último Copom. Asimismo, se ratificó una senda monetaria para los próximos siete trimestres, que “permite converger en el horizonte de política monetaria a niveles de inflación dentro del actual rango objetivo”. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error