EN PROBLEMAS

El Banco Central Europeo aprobó un paquete de estímulos económicos

El presidente de la entidad, Mario Draghi, dijo que los informes muestran “un debilitamiento de la economía de la zona euro más largo” de lo previsto.

Mario Draghi, presidente del BCE. Foto: Reuters
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. Foto: Reuters

El Banco Central Europeo (BCE) aprobó ayer un paquete de fuertes estímulos monetarios para apoyar la economía porque el debilitamiento que atraviesa la zona del euro es más serio de lo que se pensaba.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno que la información disponible desde finales de agosto “indica un debilitamiento de la economía de la zona del euro más largo”, la persistencia de riesgos a la baja para el crecimiento y una inflación débil por el debilitamiento del comercio internacional y las incertidumbres, que afectan especialmente al sector manufacturero.

Pero también instó a algunos gobiernos de la zona del euro a aplicar las políticas fiscales adecuadas para estimular la economía y que las tasas de interés suban.

Draghi no mencionó a ningún país en concreto, pero en la rueda de prensa quedó claro que Alemania tiene espacio fiscal suficiente para gastar más y que Italia debe hacer lo contrario.

Entre las medidas, el BCE bajó la tasa a los depósitos bancarios en 10 puntos, hasta el -0,50%; dejó inalteradas las tasas de interés de referencia a las que presta a los bancos semanalmente en el 0% y les seguirá prestando a un día al 0,25 %.

Además, ha modificado la orientación que hace sobre los movimientos de sus tasas de interés y ahora espera que “continúen en los niveles actuales, o en niveles inferiores hasta que observe una convergencia sólida de las perspectivas de inflación hasta un nivel suficientemente próximo, aunque inferior, al 2% en su horizonte de proyección”.

Esa convergencia también debe reflejarse “de forma consistente en la evolución de la inflación subyacente”.

El Consejo de Gobierno también ha acordado medidas para mitigar los efectos negativos en los beneficios de los bancos de las tasas de interés negativas y no les cobrará por el exceso de reservas hasta determinada cantidad.

También va comprar de nuevo deuda de la zona euro por valor de 20.000 millones de euros mensuales desde el 1 de noviembre y durante el tiempo que sea necesario “para reforzar el impacto expansivo de sus tasas de interés”. Asimismo, va a cambiar la modalidad de las operaciones de liquidez a largo plazo “para preservar unas condiciones de préstamo bancario favorables”.

La decisión del BCE de recortar sus tasas de interés y reiniciar un programa de estímulo motivó una rápida reacción del presidente Donald Trump que dijo que el organismo está debilitando el valor de su moneda.

“El BCE, actuando rápidamente, recorta las tasas 10 puntos básicos. Ellos tratan de, y lo están logrando, depreciar el euro contra un dólar muy fuerte, dañando a las exportaciones de Estados Unidos (...) Y la Fed espera, espera y espera”, tuiteó Trump media hora después del anuncio de política monetaria del BCE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)