POLÍTICA MONETARIA

El Banco Central ve “signos de reactivación” y resolvió estrategia para apuntalarla

"La evolución de la actividad económica local empieza a mostrar signos de reactivación gradual en algunos sectores", evaluó ayer el Comité de Política Monetaria.

La reunión del Comité de Política Monetaria del Banco Central entre técnicos y directorio de la entidad se realizó en la tarde de ayer. Foto: Copom
La reunión del Comité de Política Monetaria del Banco Central entre técnicos y directorio de la entidad se realizó en la tarde de ayer. Foto: Copom

El Banco Central (BCU) evaluó ayer en la reunión de su Comité de Política Monetaria (Copom) que “la evolución de la actividad económica local empieza a mostrar signos de reactivación gradual en algunos sectores, lo que permite proyectar caídas menores a las esperadas inicialmente”, según señaló un comunicado tras el cónclave.

“Las medidas adoptadas por este Banco Central durante el período, con foco en la preservación de la liquidez, han contribuido a mitigar los impactos negativos de la pandemia y favorecerán la salida de la misma”, afirmó la autoridad monetaria.

Esas medidas fueron liberar a los bancos hasta $ 14.000 millones (US$ 318 millones) que tienen inmovilizados en el Central (encaje) y permitir que esas instituciones ofrezcan dar más plazos de pago en créditos a personas y empresas sin necesidad de recategorizar a los clientes (lo que les traería aparejado pasar a pérdida parte de esos préstamos).

El Copom observó que “la demanda de dinero viene creciendo de manera sostenida, por encima de los niveles esperados, principalmente guiada por un motivo de precaución ante la incertidumbre creada por la emergencia sanitaria” y “la decisión de la política monetaria fue acompañar dicha expansión” en la emisión de dinero (es decir la oferta) “hasta mayores niveles” que los previstos en mayo “de tal forma de poner condiciones monetarias que no fueran una restricción para la actividad económica”.

En ese sentido, si en mayo el BCU había resuelto una pauta indicativa para el trimestre de crecimiento (respecto al año pasado) de 7,5% en la oferta de dinero, ahora la elevó a entre 7% y 10% para el tercer trimestre.

“El Copom estimó necesario seguir implementando una política monetaria que acompañe la actual situación pautada por la emergencia sanitaria, comprometida con asegurar la liquidez y evitar eventuales restricciones en el mercado de dinero”, remarcó el comunicado.

Respecto a la suba del Índice de Precios del Consumo (IPC) que llegó a 11,05% en los 12 meses a mayo, el BCU evaluó que si bien “parte de la misma se explicó por elementos coyunturales y la evolución del tipo de cambio sobre la dinámica de los bienes transables (aquellos que se comercian con el exterior)”, la inflación “sigue estando muy por encima del rango objetivo” que es de entre 3% y 7%.

De todas maneras, “el sostenimiento de la senda descendente de los bienes no transables (aquellos que se comercian localmente) es un punto que este comité viene observando como un elemento positivo en la trayectoria hacia la meta”, agregó.

En la encuesta de expectativas divulgada ayer por el Banco Central, los 24 economistas, bancos y AFAP que la respondieron, estimaron en mediana una inflación de 10% para este año (preveían 9,9% en mayo) y de 8,26% para el año próximo (proyectaban 8,23% en mayo).

Días atrás, el presidente del BCU, Diego Labat, dijo que prevé endurecer la política monetaria luego de la pandemia y considera regresar a un sistema de tasas de interés de referencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados