INFORME

El Banco Mundial ve una “precaria” realidad fiscal

Aboga porque los países desarrollen redes de protección social para apoyar a la población más pobre.

Carlos Végh. El uruguayo es el economista jefe del Banco Mundial para América Latina. Foto: Fernando Ponzetto.
Carlos Végh. El uruguayo es el economista jefe del Banco Mundial para América Latina. Foto: Fernando Ponzetto.

La economía latinoamericana crecerá menos de lo previsto este año (la uruguaya no escapa a ese pronóstico) y la región continúa con una situación fiscal “precaria”, según el informe “¿Cómo afecta el ciclo económico a los indicadores sociales en América Latina y el Caribe? Cuando los sueños enfrentan la realidad”, elaborado por el economista jefe del Banco Mundial (BM) para América Latina y el Caribe, Carlos Végh.

El crecimiento proyectado para la región por el BM es de 0,9% para este año (en el caso de Uruguay pronostica 1,8%), “sin embargo, se observa un alto grado de heterogeneidad”, destacó el reporte. “Se anticipa que San Cristóbal y Nieves, Panamá, y República Dominicana (con 6,9%, 6% y 5,2% respectivamente) sean los tres países de mayor crecimiento, siendo los dos últimos los únicos dentro de este grupo que han logrado mantener altas tasas de crecimiento durante el período 2016-2019”, indicó el reporte.

“En el otro extremo, vemos el colapso de Venezuela (caída de 25% estimada para este año) y las recesiones en Nicaragua y Argentina (-5% y -1,3% respectivamente)”, agregó.

Según Végh, “no es culpa de Argentina: cuando uno tiene una política fiscal y monetaria sumamente restrictiva afecta al crecimiento del país en cuestión. Está siendo un mal necesario porque Argentina no podía continuar con la crisis financiera”.

El BM felicitó al gobierno argentino ya que el tipo de cambio “se está estabilizando”, la inflación “sigue alta pero contenida” y se espera un crecimiento positivo para 2020.

La situación en Venezuela sigue preocupando profundamente a la institución multilateral, que cree que ese país está sufriendo “la peor crisis en la historia moderna de la región”.

"Precaria" situación fiscal

“Desafortunadamente, la situación fiscal de la región continúa siendo precaria, a pesar de mejoras marginales. En el año 2019, se anticipa que 27 de 32 países en la región tendrán un déficit fiscal total, lo cual constituye un leve progreso con respecto al 2018 (cuando 29 de los 32 países registraron un déficit fiscal total)”, marcó el documento.

“Además, la mediana del déficit fiscal total para la región en el 2019 sería, de hecho, ligeramente menor que en el 2018 (2,1% del PIB en el 2019 en comparación con 2,4% en el 2018). Del mismo modo, se espera que la mediana del déficit fiscal total para Sudamérica caiga en un punto porcentual en el 2019 (desde 3,8% del PIB en el 2018 a 2,8% en el 2019)”, añadió.

“Si bien la región continúa teniendo seis países con grado de inversión (Chile, México, Perú, Colombia, Panamá, y Uruguay), la perspectiva de deuda de dos de ellos (México y Uruguay) fue cambiada a negativa en octubre del 2018”, recordó el BM.

“En el caso de Uruguay, (la calificadora) Fitch se refirió específicamente a déficits fiscales persistentes y a una carga de deuda elevada y creciente”, agregó.

Para hacer frente a esta situación, el BM espera que los países de la región desarrollen redes de protección social para apoyar a la población más pobre y vulnerable durante los ciclos de desaceleración económica.

“Los programas sociales que ayudan a absorber el impacto de las crisis económicas son comunes en los países desarrollados, pero no están lo suficientemente extendidos en esta parte del mundo”, explicó Végh en la presentación del informe en Washington.

Para el economista jefe regional del BM, esta es una agenda social “pendiente” en la región para asegurar que “aquellos que recientemente escaparon de la pobreza no den ningún paso atrás”.

Así, Végh subrayó la importancia de la inclusión de estabilizadores automáticos, como un seguro de desempleo, en la mayoría de los países de Latinoamérica y el Caribe.

“Son necesarios programas sociales de segunda generación, cuyo propósito es proteger y ayudar a los pobres y a los vulnerables en las épocas malas”, dijo el economista, que aseguró que la región tiene un déficit “importante” en ese sector.

“En tiempos desafiantes para la economía, es más importante que nunca que los países hagan las reformas necesarias para impulsar un crecimiento sostenible e inclusivo”, dijo Axel van Trotsenburg, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

“No podemos dar por sentados los logros recientes en la reducción de la pobreza y debemos redoblar los esfuerzos para consolidarlos y aprovecharlos”, añadió el funcionario.

MÁS

¿Una mejora, permanente o algo transitoria?

“Para un observador que analizara los indicadores sociales en el año 2014, ignorar la gran contribución del ciclo económico en la reducción del desempleo y de la pobreza monetaria llevaría a una evaluación exageradamente optimista (y, de hecho, engañosa) de las mejoras permanentes en las condiciones sociales de la región”, sostuvo el BM. “Si nuestro observador hubiera sido más cuidadoso, podría haber evitado su exceso de optimismo, ya sea controlando por el componente cíclico del desempleo y de la pobreza monetaria”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)