MEDIDA

El Banco de Seguros pedirá a la Policía que fiscalice el SOA por la alta evasión

El presidente del Banco de Seguros del Estado, José Amorín, se reunirá con el ministro del Interior Jorge Larrañaga por el SOA.

El presidente del BSE quiere incrementar la fiscalización del SOA en automóviles. Foto: Leonardo Mainé
El presidente del BSE quiere incrementar la fiscalización del SOA en automóviles. Foto: Leonardo Mainé

El Banco de Seguros del Estado (BSE) quiere que haya un mayor control en el uso del Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA), por lo que planteará al Ministerio del Interior y a la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) la posibilidad de que fiscalicen que autos y motos cuenten con esa póliza al día.

Así lo afirmó el presidente del BSE, José Amorín, en diálogo con el programa Quién es Quién de Diamante FM.

El problema según el jerarca radica en que hoy “se controla poco” que los automóviles cuenten con el SOA, un seguro que cubre los daños personales de lesión o muerte sufridos por una persona, como consecuencia de un accidente causado por un vehículo automotor o acoplados remolcados.

Esa situación “le está costando mucho dinero” al BSE por lo que, según indicó Amorín, se reunirá con el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, para plantearle que su cartera sea quien fiscalice la situación y que pueda multar en caso de incumplimiento.

Según datos del Banco de Seguros del Estado (BSE) en 2017, el 40% de las motos con patente paga en 2015-2016 no contaba con el SOA, y el 9% de autos, camionetas, etc. estaba en la misma situación. Es decir, en total había 262.072 vehículos (de cualquier tipo) con patente paga en 2015-2016 sin seguro.

¿Qué es lo que ocurre al día de hoy? De acuerdo con Amorín, si bien no se controla que los automóviles cuenten con el seguro, sí se exige cuando se va a realizar la transferencia de un vehículo.

Entonces “ahí el que vende, paga la primera cuota (del seguro, son 10 en total) y después no paga más. (Ese vehículo) choca, el banco paga y después recupera (el dinero). Lo puede recuperar contra el que vende (el vehículo) o contra el que compra”, explicó Amorín y señaló que ese es hoy uno de los principales problemas.

“Me ha pasado demasiadas veces que viene el vendedor y dice ‘no, pero yo pagué la primera cuota y el otro (fue el que) no pagó’. Y bueno, sí, lo que pasa es que pagan la primera cuota para venderlo, pero alguien siempre va a tener que pagar”, afirmó Amorín.

Para evitar estas situaciones es que el presidente del BSE planteará -además de a Larrañaga- a la Unasev que controle que los automóviles tengan el SOA al día.

Hoy “no funciona del todo bien”, afirmó el presidente y añadió que “creo que es bueno que la Policía controle también el SOA (...), si hay una ley es porque hay que cumplirla, el tema es que hoy no se controla y si no se controla no tiene mucho sentido”. Explicó que además del dinero que pierde el BSE por este motivo es clave que se revierta porque “es socialmente importante”.

Al ser consultado respecto de si considera oportuno eliminar la obligatoriedad de dicho seguro, Amorín respondió que no. “El SOA está bien y da cierta tranquilidad”, indicó.

Las dos primeras reuniones por este tema serán con el ministro del Interior y con la Unasev, pero Amorín no descartó reunirse también con el Congreso de Intendentes “si es necesario”.

Tarifas de seguros.

El BSE bajará los precios del seguro de accidentes laborales -la única área en la que el banco tiene monopolio establecido por ley- un 6% en el mes de febrero y planea llegar a una rebaja del 20% dentro de tres años. Según Amorín la decisión responde a que al ser el único segmento que está en monopolio, el BSE “tiene el deber de ofrecer un servicio de excelencia al menor precio posible” y no verse “tentados a funcionar como un monopolio” en el que no importe la calidad del servicio y el precio que se cobre.

Tolerancia cero al consumo de alcohol.

La polémica de la tolerancia cero en el consumo de alcohol al manejar volvió a estar en debate los últimos días, después de que el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, planteara la posibilidad de reconsiderar la política de “alcohol cero” que rige en Uruguay y propusiera pasar a 0,3 gramos de alcohol por litro de sangre.

Al ser consultado sobre su postura en este tema, Amorín dijo estar en desacuerdo con Uriarte. “Yo creo que ya está” la discusión, sentenció el jerarca.

“Estoy seguro de que la gente no toma porque (la tolerancia) es 0”, señaló Amorín y se cuestionó “¿quién sabe cuánto es 0,3? (Por eso que el límite sea 0) es hasta una tranquilidad con uno mismo (...). Creo que de verdad hay que dejarlo como está”, afirmó el jerarca.

Tránsito en la rambla de Montevideo en la noche. Foto: Gerardo Pérez
Tránsito en la rambla de Montevideo en la noche. Foto: Gerardo Pérez

En el segmento de seguros de automóviles, el BSE hoy cuenta con una participación de mercado significativa del 55%. A quienes tengan un siniestro de tránsito en el que se compruebe el consumo de alcohol por parte del chofer, el BSE no se hace cargo de los daños. No obstante, según Amorín este no es el motivo por el cual se opone a que se baje la exigencia de alcohol en sangre al manejar.

“En realidad yo (como BSE) quiero pagar todo, quiero que no haya nadie borracho. Lo que en realidad a uno le preocupa con este tema -más allá de si tengo que pagar más o menos- es la vida, la lesión de la gente en accidentes de tránsito. (...) Seguramente 0,3 gramos es peor que 0 y 0,3 a veces es 0,8”, reflexionó Amorín.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados