ENCUESTA

Bancos y consultoras vuelven a empeorar previsión para Uruguay, ¿qué está detrás y qué dólar estiman?

El Informe de Política Monetaria del Banco Central identifica “tres riesgos relevantes” para el escenario base de crecimiento de 3,5% este año.

El virus sigue marcando la pauta de la economía debido al aumento de contagios y muertes en abril que afectaron las expectativas. Foto: Leonardo Mainé
El virus sigue marcando la pauta de la economía debido al aumento de contagios y muertes en abril que afectaron las expectativas. Foto: Leonardo Mainé

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En 2021, “la economía regional debería recuperarse de la caída inducida por el COVID-19 del año pasado. Sin embargo, las medidas de contención aún estrictas debido al elevado número de nuevas infecciones limitarán el ritmo de recuperación. Además, la lentitud de la vacunación, el empeoramiento de las finanzas públicas, las altas tasas de desempleo y las turbulencias sociales y políticas plantean riesgos a la baja”. Ese es el contexto que plantea la consultora FocusEconomics para América Latina.

La estimación promedio para la región en 2021 es de un crecimiento de 4,7% de la actividad (0,2 puntos más respecto a marzo) según el informe que acompaña el sondeo que se realiza a bancos y consultoras. Para 2022 la expansión prevista en la región es de 3%.

En el caso de Uruguay, los economistas y bancos volvieron a revisar a la baja (por sexto mes consecutivo) sus estimaciones del Producto Interno Bruto (PIB) para 2021, según la encuesta FocusEconomics Consensus Forecast LatinFocus de abril (a la que accedió El País).

La economía se contrajo a un ritmo más suave en el último trimestre de 2020, reflejando en gran medida la recuperación de la inversión fija, mientras que la caída del gasto público y de los hogares se moderó en comparación con el trimestre anterior”, señaló la consultora sobre Uruguay. El Banco Central (BCU) divulgó los datos del PIB para el último trimestre de 2020 a fines de marzo pasado.

FocusEconomics evaluó que para “este año, los datos disponibles para el primer trimestre apuntan a condiciones económicas moderadas. La producción industrial cayó a un ritmo más rápido en promedio en enero-febrero en comparación con el cuarto trimestre de 2020. Además, el crecimiento salarial perdió impulso en el mismo período de dos meses, mientras que la tasa de desempleo aumentó, alcanzando un máximo de cuatro meses en febrero, que probablemente contuvo el consumo de los hogares”.

Encuesta Latinfocus 2021 abril

“Sin embargo, las exportaciones de bienes se expandieron con fuerza en enero-febrero en medio de sólidas ventas a los socios comerciales clave Brasil y China”, agregó.

Según FocusEconomics, “las tasas de infección y el rápido aumento de muertes por COVID-19 llevaron recientemente al gobierno a extender las restricciones hasta al menos finales de abril, lo que presagiaba una mala actividad al comienzo del segundo trimestre”.

“Se espera que el crecimiento del PIB regrese este año, respaldado por la reactivación de la demanda interna y externa. Dicho esto, las frágiles finanzas públicas y la continua debilidad de los socios comerciales clave podrían influir en la recuperación. Además, la incertidumbre sobre los nuevos brotes de virus y la velocidad de la campaña de vacunación representan riesgos adicionales”, evaluó el informe sobre Uruguay.

Los bancos y consultoras (son 21 los que responden este mes) volvieron a revisar a la baja sus proyecciones y estimaron en consenso que el PIB en Uruguay para 2021 crecerá 3% (en marzo preverían un alza de 3,2%, en febrero estimaban un aumento de 3,3% y en enero de 3,5%). Las respuestas varían entre 1,5% (Instituto de Economía) y 5,5% (Julius Baer). La estimación del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) es de un alza de 3,5% en 2021 (aunque la ministra Azucena Arbeleche dijo que podría ser revisada).

El pronóstico de crecimiento de 3% de los analistas ubica a la uruguaya como la economía que menos crecería en 2021 en la región. Venezuela (que no está incluida en el promedio regional) será el único cuyo PIB caerá: -3,1%.

Para 2022, los economistas y bancos estiman en consenso que la economía uruguaya crecería 2,9% (0,1 punto porcentual más que en marzo) con respuestas entre 2% (Cinve) y 4,5% (HSBC). El MEF prevé una expansión de 2,5%.

Déficit fiscal.

Los analistas prevén que el déficit fiscal en Uruguay mejore (respecto a 2020) en 2021 y 2022 tras el impacto inicial del coronavirus que generó menor recaudación de impuestos, aportes, tasas y mayor gasto en salud y medidas paliativas por la crisis económica.

En 2020, el déficit sin el efecto “cincuentones” fue de 5,9% del PIB (cuando la estimación del gobierno era de 6,5% del PIB). El efecto “cincuentones” genera que aquellos que tienen en torno a esa edad y se salen del régimen de AFAP (una ley los habilitó) vuelquen lo acumulado en esas administradoras a un fideicomiso que administra el Banco de Previsión Social. Si bien eso es un ingreso para las arcas del Estado, en el largo plazo más que se revertirá, al ser mayor el gasto en pagar esas jubilaciones.

Para 2021 el consenso de los consultados (respondieron 12) estimó que el rojo de las cuentas públicas (sin el efecto “cincuentones”) será de 4,3% del Producto, cuando hace un mes estimaban 4,5%. El mínimo previsto es de 2,5% (Moody’s Analytics) y el máximo es de 5,3% del PIB (Fitch Solutions). El MEF prevé un déficit de 4,3% del PIB en 2021 (en el Presupuesto proyectaba 3,5%).

Para 2022, en tanto, bancos, consultoras y AFAP proyectan un déficit fiscal de 3,4% del Producto -en marzo preveían 3,6% del Producto-, con respuestas entre 1,8% (Moody’s Analytics) y 4,4% del PIB (FitchRatings). El MEF estima que reducirá el déficit fiscal al 3,6% del PIB.

Analistas redujeron estimación de dólar e inflación a fin de año
El dólar parece moderarse tras la suba de las primeras semanas. Foto: AFP

En abril los bancos, consultoras y AFAP bajaron sus estimaciones del precio del dólar para fin de 2021 y para fin de 2022.

Para el cierre de 2021, los encuestados por LatinFocus prevén en consenso que la moneda estadounidense cotice a $ 44,80 (estimaban $ 44,90 en marzo, $ 44,60 en febrero y $ 44,70 en enero). Las respuestas van de $ 43 (JP Morgan y HSBC) a $ 46,80 (Oikos).

La estimación de consenso, supone una suba del dólar de 1,7% desde ayer (cotizó a $ 44,056 en promedio) hasta fin de año (ver nota en página siguiente).

Para fin de 2022, las consultoras, bancos y AFAP ven al dólar en $ 47,10 (20 centésimos menos que hace un mes). El mínimo esperado es de $ 43 (HSBC) y el máximo es de $ 49,60 (Oikos)

Sobre la inflación, en abril los 16 encuestados por LatinFocus (cinco no respondieron) estimaron en consenso que la suba de precios en 2021 será de 7,2% (hace un mes preveían 7,3%). Las respuestas van entre 6,5% (República AFAP) y 7,7% (Fitch Solutions). La estimación del gobierno es de una inflación de 6,9%, y la meta del gobierno es que se ubique entre 3% y 7%. Hay seis de los 16 analistas que esperan que se cumpla esa meta.

Para 2022 los analistas proyectaron en consenso una inflación de 6,7% (era 6,8% en la encuesta de marzo), con pronósticos que van entre 6% (Instituto de Economía y banco Itaú) y 7,8% (Cinve). La meta del gobierno para 2022 es de una inflación de entre 3% y 6% en el año.

Preocupación por el riesgo del COVID-19 en estimación

El Informe de Política Monetaria del Banco Central (divulgado el pasado jueves) señaló que “el escenario base” para la actividad en Uruguay “supone una recuperación en el horizonte de política monetaria” y “en este marco, la economía crecería 3,5% promedio anual en 2021 (misma proyección que el Ministerio de Economía y Finanzas) y 3,1% promedio anual en 2022”. El presidente del Central, Diego Labat dijo que “en el mapa de riesgos (de esas estimaciones) está reflejada nuestra preocupación por el coronavirus”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados