CONSECUENCIAS

Bancos y financieras ven caída en la demanda de créditos y ponen foco en reperfilar deudas

La expansión del coronavirus ya afectó la capacidad de pago de empresas y personas. Algunas financieras optaron por restringir la solicitud de nuevos préstamos y bancos buscan cómo refinanciar deudas.

Pesos uruguayos. Foto: Archivo El País
Foto: Archivo El País

Cada día que pasa, los efectos económicos por la llegada del coronavirus en Uruguay se empiezan a vislumbrar con mayor nitidez, no solo a nivel de las personas sino también a nivel de las empresas.

Así lo afirman múltiples bancos y financieras que -según un relevamiento realizado por El País- notan una caída significativa en la demanda de todo tipo de créditos, así como preocupación por los préstamos existentes y un problema de liquidez en el mercado.

En el caso de las empresas administradoras de créditos, la situación es dispar.

Desde ANDA -una asociación civil sin fines de lucro que genera una relación de socios con los clientes a quienes les presta dinero-, su presidenta Elisa Facio indicó que durante la primera semana desde que se confirmó la presencia de coronavirus en Uruguay, la demanda de préstamos personales se mantuvo igual pero a partir de la segunda semana hubo una caída. “Se lo atribuimos al hecho de que la gente no sale tanto a la calle”, indicó.

Sin embargo, señaló que cuando el pasado lunes realizaron la apertura de nuevos créditos -algo que la organización hace desde hace años en donde libera la disponibilidad de préstamos- hubo una gran concurrencia de personas. “De hecho tuvimos cola en las sucursales, tuvimos mucha afluencia de público”, indicó Facio aunque aclaró que para ANDA “lo más importante” en este momento no es “tratar de colocar más préstamos o generar una necesidad en alguien que no precisa” el dinero, sino “ayudar al socio de siempre en sus necesidades básicas”.

En el caso de Cash, fuentes de la empresa manifestaron que sus clientes ya están comenzando a manifestar dificultades con sus obligaciones y que creen que las solicitudes de crédito irán en aumento “particularmente entre personas de menor poder adquisitivo quienes ven disminuidos sus ingresos”. Para mitigar ese impacto, la compañía desarrolló un producto específico, AdelantaCash, que opera como un adelanto de sueldo.

“Estamos convencidos de que seremos un actor importante en el marco de esta crisis para proveer de crédito de manera ágil a los sectores de menores ingresos”, indicaron desde Cash.

La situación en Creditel y Créditos de la Casa -ambas pertenecientes al grupo Santander- es diferente. La decisión de la segunda empresa fue inhabilitar de forma temporal el acceso a la solicitud de nuevos préstamos y restringir la entrada de nuevos clientes. Según indicaron fuentes de la empresa, la medida responde a la responsabilidad que entienden que se debe tener en estos momentos.

“Prestar plata es muy fácil, lo difícil es prestar y cobrar. Hay que cuidar a quién le prestamos y sobre todo cuándo lo hacemos. La necesidad tiene cara de hereje y no creemos que la forma de ayudar a nuestros clientes sea dándoles más plata”, señalaron desde la empresa.

Foto: Darwin Borrelli
Foto: Darwin Borrelli

Entre las medidas de apoyo, el CEO de estas dos financieras, Esteban Gherardi, destacó la decisión de que los clientes de ambas, que mantienen préstamos y órdenes de compra, no deberán pagar la cuota de abril.

“Dicha cuota se la vamos a llevar hasta el final de la vida del préstamo, sin que implique para ellos recargos adicionales de ningún tipo”, indicó el ejecutivo y agregó que analizan nuevas medidas para los clientes mayores de 65 años.

Desde Créditos de la Casa señalaron que hay “una merma enorme en la cobranza” y que además se agrega el problema de la liquidez en el mercado.

No obstante, se explicó que el foco está en ayudar a los clientes ya que “la venta pasó totalmente a un segundo plano” y manifestaron que la aplicación de medidas de ayuda implicará una resignación en la recaudación de unos $ 800 millones.

“Ni bien se reactive esta situación, las empresas que van a jugar un rol preponderante son las financieras porque los comercios pequeños y los del interior se apalancan mucho en nuestro tipo de empresas”, manifestaron desde Créditos de la Casa.

En el caso de ANDA, Facio indicó que por la modalidad de cobro que tiene la institución, a través de la retención de haberes, no han notado aún una dificultad en la cobranza de los préstamos ya que cuando se confirmó la presencia del virus en el país, “la mayoría de los pagos estaban hechos”. Sin embargo, afirmó que esperan “una caída importante debido a la cantidad de gente que está yendo a seguro de paro”, explicó la presidenta.

La situación de los bancos.

La situación de las empresas bancarias es similar: todas enfocadas en reestructurar los créditos ya tomados.

En banco Santander indicaron que por el momento no han notado un incremento o descenso en la solicitud de créditos personales y corporativos y que el banco está “enfocado en la refinanciación de los préstamos ya existentes”.

El banco BBVA tiene una situación apenas diferente. Según dijo su directora Comercial, Rosario Corral, han notado en los últimos días “un leve incremento en la demanda de préstamos, fundamentalmente a nivel corporativo, con destino capita l de trabajo” (liquidez).

El deputy CEO y gerente de Banca Persona de HSBC, Alberto Mello, explicó que la demanda de nuevos créditos como los hipotecarios y los automotores han tenido una caída de entre el 70% y 80% en los últimos días y que la realidad corporativa es similar.

“La demanda está muy planchada, hoy estamos más focalizados en reencauzar las deudas existentes, viendo cómo reperfilar los créditos y dar un poco de aire a los clientes”, dijo Mello.

En el Scotiabank la situación va en la misma línea. El gerente de Comunicación Estratégica, Juan Carlos Raffo, explicó que “todavía” no han visto un “parate en la solicitud de préstamos” personales ni corporativo y dijo que “la mayoría” de las empresas están renovando sus líneas de crédito para tener capital de giro.

Asimismo, señaló que el foco del banco está puesto hoy en brindar medidas para “aliviar” la situación de sus clientes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados