BANCO CENTRAL

Bancos incursionan en los "tickets" alimentación

Itaú y Santander hacen sus primeras armas en este mercado.

Sellos grandes no quieren pagar por usar redes chicas. Foto: F. Ponzetto
Cambio: en 2014 se definió que los tickets deberían dejar el papel. Foto: F. Ponzetto

El Banco Itaú recibió una luz verde del Banco Central (BCU) para que la institución financiera entre a jugar en el mercado de los llamados "tickets alimentación".

La comunicación del Central —fechada el lunes de esta semana— indica que el 17 de enero su directorio resolvió habilitar a Itaú "para operar como institución emisora de dinero electrónico para alimentación".

El banco de origen brasileño había anunciado en septiembre pasado acerca del lanzamiento de "Itaú alimentación", una tarjeta que, de acuerdo a lo que comunicó en aquel momento, no tendría costo ni para el empleado ni para el empleador. Este plástico se podría utilizar, agregó en aquella oportunidad, para comprar en supermercados, restaurantes y todos los comercios que vendan alimentos y acepten el sello Visa.

Este mercado en Uruguay se lo repartían hasta ahora dos empresas: Edenred y Sodexo.

Pero Itaú no es el único banco de plaza que incursionó en este terreno. Ayer Santander anunció en un comunicado que se había aliado con Sodexo para brindar "una nueva tarjeta electrónica prepaga que permitirá a las empresas centralizar su operativa y gestión en el banco, con lo que accederán a diversas facilidades, entre las que destaca el ahorro de aportes sobre partidas de alimentación".

Modificación.

Un mes atrás el Poder Ejecutivo anunció una serie de cambios en el marco del programa de inclusión financiera que lleva adelante. Los tickets alimentación estuvieron entre ellos. Hoy, el empleador que paga a sus empleados parte de su sueldo mediante estas prestaciones de alimentación es también quien define a qué empresa contrata para que provea este servicio. Pero, a través de un proyecto de ley, el gobierno pretende que esto cambie y que sea el trabajador el que decida con qué empresa de este ramo cobrar la prestación.

Cuando llegó al Palacio Legislativo para presentar esta batería de modificaciones, el subsecretario del Ministerio de Economía (MEF), Pablo Ferreri, dijo que esta modificación en particular no tendría un costo extra para el empleador y que lo que se buscaba era lograr una "dinamización importante del mercado", que "redundará en una mayor competencia y por lo tanto en una rebaja de los costos asociados a estos instrumentos".

Información.

Las empresas "tradicionales" de tickets también han movido sus fichas. Edenred y Sodexo realizaron un pedido de acceso a la información pública al BCU a mediados de diciembre.

Entre otros, ambas firmas buscaban conocer cuáles eran "las instituciones emisoras de dinero electrónico e instituciones de intermediación financiera habilitadas por el Banco Central del Uruguay para emitir dinero electrónico para alimentación", según consta en una resolución del directorio del regulador del 27 de diciembre. También preguntaron por los comercios adheridos a estas instituciones (es decir, aquellos que aceptan sus "tickets"), tanto al momento de recibir la habilitación para operar como actualmente.

La resolución también da cuenta de que Enarel SA (Scanntech) puede emitir dinero electrónico de alimentación pero todavía no lo ha hecho. En tanto, Nummi SA (RedPagos) dijo adherir a MasterCard, "por lo que su nómina comprende todos los comercios que aceptan instrumentos de ese sello", detalló el BCU.

Recordatorio del BCU para los emisores.

En una comunicación fechada el 22 de enero, el Banco Central (BCU) "recordó" a los emisores de medios de pago electrónicos que las cuentas bancarias y los instrumentos de dinero electrónico donde se acrediten, entre otros, sueldos o pasividades, "deberán prestar en forma gratuita los servicios referidos en los literales d. y f. del art. 25" de la ley de inclusión financiera.

El literal d. marca que el usuario podrá realizar consultas de saldo sin costo de forma ilimitada. También, que tendrá cinco extracciones y ocho transferencias domésticas gratis al mes.

En tanto, el literal f. sostiene que "los instrumentos de dinero electrónico, las tarjetas de débito y los otros medios físicos que sean necesarios para utilizar los servicios previstos en el presente artículo, así como dos reposiciones, no tendrán costo para el titular" (...) ni "lo tendrá su utilización en los comercios".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)