SISTEMA FINANCIERO

¿Por qué los bancos en Uruguay ganaron más en 2019?

El Banco República del Uruguay tuvo una utilidad de US$ 504 millones en 2019 y los bancos privados de US$ 358 millones.

Bóveda. Foto: archivo El País
Depósitos subieron en 2019, pero casi todos (90% en dólares y 82% en moneda nacional) están a la vista. Foto: Archivo El País.

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En 2019 los bancos en Uruguay (sin contar el Hipotecario) tuvieron utilidades por US$ 862 millones, 17,1% más que en 2018. ¿Por qué se produjeron esas ganancias? ¿Qué pasa con el negocio de intermediación (captar depósitos y dar créditos)?

De ese monto, US$ 504 millones son del Banco República (BROU) y US$ 358 millones de los bancos privados.

Para poder comparar la ganancia de los bancos, el mejor indicador es el de rentabilidad sobre activos (ROA), ya que da la idea en términos relativos y no absolutos (donde el tamaño del banco importa más).

En 2019 el ROA del sistema bancario fue de 2,4% según datos de la consultora CPA Ferrere en base a los balances de los bancos. En el caso del BROU, el ROA subió 0,2 puntos porcentuales en 2019 hasta 3% y en el caso de los privados 0,4 puntos porcentuales hasta 1,9%.

“Son indicadores razonables, atractivos en cualquier comparación internacional”, dijo a El País el socio de CPA Ferrere, Bruno Gili.

Entre los privados, el Citi tuvo un ROA de 4,5%, el Itaú de 3,2% (los únicos por encima del BROU), el Santander de 2,2%, el BBVA de 1,4%, el HSBC de 0,8%, el Heritage de 0,7%, el Banco Nación Argentina de 0,6%, el Scotiabank de 0,5% y el Bandes de 0,1%.

Ahora, ¿cómo obtuvieron esa ganancia? Si se observa el volumen de negocios, hubo pequeñas variaciones respecto a 2018. Los depósitos totalizaron US$ 31.631 millones a fin de 2019, un 6% más que a fin de 2018. En tanto los créditos alcanzaron a US$ 13.511 millones, 3% más que al cierre del año previo (con una caída de 6% en moneda extranjera y un aumento de 16% en moneda nacional), según el análisis de CPA. Los créditos y depósitos en moneda nacional son medidos a tipo de cambio de diciembre de 2019.

“Los depositantes siguen ahorrando en corto plazo. El 90% de los depósitos en moneda extranjera son a la vista y en moneda nacional el 82%”, indicó Gili.

De los activos que manejan los bancos, la banca privada coloca un 48% en crédito y el BROU un 24%, según datos de CPA. “Todavía la participación del sector financiero en el total de la inversión en el país sigue siendo un tema a discutir. Dada la liquidez que tiene el sistema financiero, pero la particularidad que es de muy corto plazo, habría que pensar en alternativas para que el sistema financie las inversiones que son más de largo plazo. Es un reto para el sistema financiero y las políticas públicas”, dijo Gili. “Es una banca que no explota en volumen de negocios, pero mejoró su rentabilidad”, agregó.

Diferencia de cambio.

En la diferencia de cambio, la ganancia (pérdida) que se genera por una suba (baja) del dólar. Si un banco tiene más activos que pasivos en dólares y el dólar sube, tendrá una ganancia por diferencia de cambio. Ese banco tiene posición activa en moneda de extranjera.

Si en cambio el banco tiene igual cantidad de activos y pasivos en dólares, no lo afecta la evolución del dólar.

Evolución del ROA
Evolución del ROA sin diferencia de cambio

En el caso del BROU, la diferencia de cambio explicó 0,9 punto del ROA. Es decir, sin esa diferencia tendría un ROA de 2,1% en vez de 3%. Para los privados, los resultados por diferencia de cambio explicaron 0,4 punto del ROA (pasaría a ser 1,5% en vez de 1,9%).

¿Es una ganancia genuina? “Sí, pero mañana el tipo de cambio cae y tenés pérdida. Al quitar la diferencia cambiaria se refleja el negocio transaccional”, apuntó Gili.

La suba del dólar (15,3% entre fin de 2018 y fin de 2019) y el aumento del volumen de negocios explican parte de las ganancias, ¿y el resto?

Los márgenes por servicios (comisiones, arbitraje) se mantuvieron constantes en relación al activo respecto a 2018, al representar 1,4%.

¿Entonces? Hay una mejora de la eficiencia. Los gastos operativos sobre los ingresos bajaron en 2019 respecto a 2018. “En el mundo, los gastos operativos sobre ingresos están en torno a 45%”, por lo que “el BROU está en estándares internacionales”, dijo Gili.

Costos/ingresos de bancos en Uruguay

“Producto de la concentración bancaria que hubo en los últimos 10 años, Uruguay está llegando a un sistema donde los principales bancos están teniendo una escala que parecen tender a la eficiencia”, agregó.

A eso se suman las “estrategias sobre transformación digital” que han tenido “un avance sustantivo”, aunque “todavía no son óptimas ni creo que estén cerca de la frontera de lo que es un banco digital”, afirmó. Eso es tanto en front office (servicios al cliente) como en back office (automatización de procesos internos, analítica de datos). “Hemos estado en muchos procesos que los bancos están trabajando y esto tiene una participación importante” en la eficiencia, dijo Gili.

“Con esta transformación digital combinada con el capital humano, se podría concluir que hay un aumento de la productividad del sistema financiero. Queda trabajo por delante”, analizó.

Morosidad: bajó en BROU y se mantuvo en privados

El sistema bancario en su conjunto tuvo una leve baja de la morosidad (porcentaje de créditos vencidos sobre créditos totales) en 2019 respecto a 2018. La morosidad alcanzó a 3,2% y eso se explicó por la caída que tuvo en el Banco República (de 5,5% a fin de 2018 a 4,7% a fin de 2019) ya que en la banca privada se mantuvo en 2,4%. Hubo empresas en concurso de acreedores y “había preocupación por el impacto de la economía” estancada en el sistema financiero dijo Gili. Pero, “el sistema financiero ha gestionado muy bien el riesgo crédito” y resaltó que “el BROU aunque tiene mayor morosidad que la banca privada, igual mejoró”. Por monedas, la morosidad de los créditos en moneda extranjera fue de 3,5% frente al 2,8% de los créditos en moneda nacional. En el caso de moneda extranjera, eso se explica por el BROU que tuvo una morosidad de 7,3% frente al 2,3% del conjunto de los bancos privados. Aun así, el BROU mejoró ya que en 2018 la morosidad de créditos en moneda extranjera era 9%.

¿Y la inclusión financiera?
inclusion financiera

La inclusión financiera ¿explicó las mayores ganancias de los bancos? “No estimamos que tenga un impacto sustantivo en la ganancia”, dijo Bruno Gili. Para ejemplificarlo señaló que el márgen por servicios (comisiones, arbitrajes) de los bancos respecto a sus activos apenas varió 0,1 punto (de 1,3% a 1,4%) entre fin de 2013 (previo a la ley de Inclusión Financiera) y fin de 2019. En la banca privada el margen por servicios pasó de 1,7% de los activos a fin de 2013 a 1,8% de los activos a fin de 2019 y en el Banco República pasó de 0,7% a 0,9%.

“No tenemos ningún elemento para ver que la banca haya tenido un gran negocio” con la inclusión financiera, dijo Gili. “Lo podría ver en margen por servicios, en un aumento explosivo del crédito de nómina (a descontar del sueldo) y no lo ha habido”, afirmó.

Gili dijo que “es muy positiva la digitalización de los medios de pago y la mejora de la eficiencia en los medios de pago. Es un ahorro de plata para toda la economía, es una mejor asignación de recursos y una mejora sustantiva para el ciudadano común y las empresas en general” aunque “hay externalidades negativas como en cualquier proceso donde se innova. Es parte entender ese impacto y tratar de ver cómo se ayuda”.

Pero, “no comparto que haya que derogar lo que está, hay que pensar en soluciones” para los afectados, dijo Gili. Si se deroga la obligación de cierto pagos hacerlos de manera digital “podría aumentar el riesgo de mayor informalidad, de más facilidad para el lavado de dinero. Son riesgos reales. Si no va a correr este proceso, hay que pensar otros mecanismos. Negar el riesgo me parece no consistente”, afirmó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)