problemas se magnifican con dos economías que tiran para abajo la local

El "barrio" complica más a Uruguay

La economía de América Latina seguirá con "dos barrios" diferenciados en materia de crecimiento, el "impasse político de Brasil es muy preocupante —con el riesgo de que continúe hasta 2018— y la caída en el precio de las materias primas no se profundizará, pero tampoco se recuperará al nivel de 2012 y 2013.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Al economista jefe del BBVA le preocupa la "parálisis" de Brasil. Foto: F. Flores.

En ese escenario debe moverse Uruguay, que está en el "barrio" de los que peor desempeño económico tendrán y aún así "va a lograr crecer" y "eludir" la recesión.

Esas fueron las principales conclusiones del economista jefe para América del Sur de BBVA Research, Juan Ruiz y de la economista jefe de BBVA Research Argentina, Gloria Sorensen, en un desayuno organizado ayer por la filial del banco español en Uruguay.

Sorensen remarcó que hay una desaceleración de la demanda doméstica debido a la caída de la confianza del consumidor y la pérdida de empleo en el mercado laboral. Eso llevó al banco a revisar a la baja su estimación de crecimiento de la economía uruguaya para este año de 2,6% a 1,7%. "Uruguay va a crecer nada más que 1,5% en 2016" por el "menor impulso" de sus socios comerciales, indicó.

Para Sorensen, "a pesar de estar en un muy mal vecindario (porque la economía brasileña está en caída y no se ve recuperación y la argentina está estancada), Uruguay va a lograr crecer" y "eludirá la recesión".

Eso se debe a que "la inversión no ha caído", añadió.

Problemas.

La economista criticó que la meta de reducir el déficit fiscal de 3,5% del Producto Interno (PIB) a 2,5% del PIB en 2019 es "bastante poco ambiciosa" y "resulta poco ambiciosa para volver a recuperar la confianza".

"Queda un ajuste fiscal" pendiente, resumió.

También cuestionó que "por lo que no se hizo en la década pasada" en materia de tener una menor inflación, el "dejar ir al tipo de cambio para recuperar competitividad" tiene un "impacto negativo" en los precios al consumo y es por eso que el gobierno ha optado por intervenir para amortiguar la suba del dólar.

"Hay un tema que condiciona las acciones de política (económica) del gobierno" y es que "la credibilidad en las metas de inflación y las expectativas de inflación no están ancladas", señaló Sorensen.

El banco prevé que la inflación sea de 9,2% este año y de 8,5% en 2016 lo que será "otro bienio" sin cumplir la meta que es que la suba de precios se ubique entre 3% y 7% en el año.

"Esto condiciona las posibilidades de hacer un ajuste más rápido en el tipo de cambio", añadió.

De todas maneras, el banco espera que en 2016 siga la devaluación del peso hasta los $ 33,70 a fin de año. Allí el país podrá "recuperar competitividad" ya que Brasil no depreciará tanto el real, sostuvo Sorensen y aún con el ajuste cambiario de Argentina.

Parálisis riesgosa.

"Nos preocupa mucho el impasse político que vive" Brasil, aseguró Ruiz. Explicó que el "ruido político" y el poco capital político de la presidenta Dilma Rousseff "hacen muy difícil la aprobación de un ajuste fiscal que es imprescindible".

Sin él, el déficit fiscal de Brasil trepará al 10% del PIB este año y el próximo, la recesión se extenderá a todo 2016 "con el riesgo de que el impasse político pueda hacer que sea peor de lo esperada", indicó Ruiz.

Pero además, está "el riesgo" de que la parálisis en materia de decisiones de política económica siga "hasta 2018" (cuando finaliza el mandato de Rousseff) lo cual es "bastante preocupante", afirmó.

Respecto a Argentina dijo que gane quien gane las elecciones deberá encarar un programa de ajuste de cuatro desequilibrios: el cambiario con la caída de reservas, el fiscal con reducción de subsidios, el monetario donde debe terminar la financiación del Banco Central al Tesoro y todo ello es clave para el cuarto, que es baja la inflación.

Con eso, Argentina podría crecer al 2,5%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)