Informe

BBVA revisó a la baja proyección del crecimiento de la economía uruguaya

El Producto Interno Bruto (PIB) crecerá 0,6% en 2019, según informe del banco BBVA sobre la situación económica del país. En América Latina también modificó a la baja la previsión de expansión de la economía.

Informe dice que el consumo continúa sin dinamismo en 2019. Foto: Archivo El País
En Uruguay la inflación alcanzará 8% en 2019 y será más alta que el rango objetivo, según BBVA. Foto: Archivo El País

El crecimiento del PIB local será de 0,6% en 2019 por un entorno global más negativo y el débil crecimiento de Brasil y Argentina, según un informe sobre la situación latinoamericana elaborado por BBVA. Esta cifra se vio reducida desde el anterior pronóstico emitido en abril del presente año, que era 0,8%. En cuanto a los pronósticos para 2020, el banco espera que aumente un 1,5%. 

A su vez, en Uruguay la inflación alcanzará 8% en 2019 y será más alta que el rango objetivo del gobierno —entre 3% y 7%—. En 2020, el índice de precios alcanzará 6,8% gracias a un “tono restrictivo de la política monetaria”.

Sobre la consolidación fiscal del país, el banco proyecta que se “hará de manera más gradual de lo esperado” y que no se anticipa un “giro brusco de políticas económicas tras las elecciones presidenciales” de octubre.

En cuanto a América Latina, el crecimiento será de 1% en 2019, cifra menor al 1,7% pronosticada en abril. BBVA explicó que el entorno global pesó de manera negativa en el crecimiento de los primeros meses de la región. Otro de los factores que influyó fue “la elevada incertidumbre sobre las políticas internas y el entorno político” y algunos choques de oferta. Por estas variables es que “el desempeño de la inversión y de las exportaciones ha sido particularmente débil”, agregó.

En cuanto al segundo semestre de 2019, BBVA pronostica que “el dinamismo económico posiblemente aumentará” y que habrá una aceleración del crecimiento en todos los países. El informe destaca que en Argentina se dará por el “fuerte ajuste reciente”, mientras que en Paraguay y Perú “tras el desvanecimiento de los choques de oferta”.

El ente financiero explicó que se espera que en América Latina el crecimiento se recupere y alcance un 2,2% en 2020. La aceleración “se apoyará en mayores estímulos económicos, principalmente monetarios y se beneficiará de efectos estadísticos positivos derivados de un magro crecimiento en la primera mitad de 2019”.

En Uruguay se dificulta la adopción de medidas fiscales contracíclicas por los relativos altos déficits y la “obligación de cumplir con los objetivos fiscales” en un contexto de mayor deuda pública, explicó el informe. Esto también sucede en Argentina, Brasil, Colombia y México. Asimismo, “el acotado dinamismo económico ayuda a mantener los déficits por cuenta corriente bajo control aunque sigue preocupando el caso de Colombia, donde pesarán negativamente los menores precios del petróleo”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error