MACROECONOMÍA

Según el BCU, ya comenzó a recuperarse el ritmo de la actividad económica

Continúa la política monetaria expansiva y el Copom decidió mantener la tasa de referencia a un día de plazo en 4,5%.

Copom: sus integrantes evaluaron positivamente el funcionamiento de la tasa de referencia en las primeras semanas de aplicación. Foto: BCU
Copom: sus integrantes evaluaron positivamente el funcionamiento de la tasa de referencia en las primeras semanas de aplicación. Foto: BCU

El Banco Central (BCU) decidió mantener una política monetaria expansiva en un intento por neutralizar, aunque sea en parte, los efectos negativos de la pandemia mundial sobre la economía local. En ese marco, en su reunión de la víspera el Comité de Política Monetaria (Copom) resolvió mantener la tasa de referencia para las colocaciones a un día de plazo en el 4,5%.

La de ayer fue la primera reunión del Copom después que la autoridad monetaria decidiera el cambio de instrumento de política monetaria de agregados monetarios (cantidad de dinero) a tasa de interés (precio del dinero), adoptada a principios de este mes.

En ese marco la autoridad monetaria dijo, a través de un comunicado que “valora positivamente el inicio de la implementación del nuevo instrumento de política monetaria y mantiene la instancia expansiva de la misma”.

Según el BCU la evolución del tercer trimestre del año “ha estado pautada por el comienzo de la recuperación en el ritmo de actividad sobre las consecuencias económicas de la pandemia generada por el COVID-19.

De esta forma, el entorno económico internacional evidencia una recuperación más lenta y de mayor duración de la esperada ante rebrotes del COVID-19, con proyecciones que siguen revisándose a la baja. Las economías desarrolladas han mantenido e incluso aumentado sus medidas expansivas para el combate de la recesión, mientras que los mercados financieros globales han tendido a estabilizarse a niveles previos a la crisis sanitaria, sostuvo el banco emisor.

En las economías emergentes se ven signos de lenta recuperación, destacándose el ritmo de crecimiento de la economía de China. En la región el escenario macroeconómico permanece incambiado respecto de la última reunión.

Respecto de la evolución de la actividad económica local, el Banco Central sostiene que “se confirma que luego de la caída registrada hasta abril, se ha comenzado a observar una recuperación de la misma”.

No obstante, admite que esa mejora “no parece que se pueda dar por consolidada en lo que queda del año, fundamentalmente por incertidumbres que provienen del contexto internacional, tanto por la situación de la región como por rebrotes del COVID-19 ocurridos en varias zonas, lo que lleva a evaluar como necesario continuar con una política monetaria que acompañe la situación, comprometida con asegurar la liquidez”.

Pese a ello, la autoridad se “ratifica que cuando se observen condiciones en el ritmo de actividad que así lo ameriten, y en función de la trayectoria esperada de los precios y expectativas para el horizonte de política, se irá paulatinamente hacia a una instancia contractiva de la política monetaria”.

El Copom realizó una “evaluación positiva” de las primeras semanas de implementación del cambio de instrumento de política monetaria, y decidió mantener la Tasa de Política Monetaria como tasa de referencia para las colocaciones a un día de plazo en el 4,5% anual. Esa tasa de interés es la que se cobran los bancos por préstamos entre sí y en la que eventualmente puede participar el BCU.

En ese sentido el BCU sostiene que esa pauta “es consistente con la convergencia de la inflación al rango meta de 3%-7% durante los próximos 24 meses y con el rango meta de 3%-6% determinado a partir de setiembre de 2022”.

Operativa monetaria.

¿Cómo opera la política monetaria bajo tasa de interés? La tasa es en términos gruesos el precio del dinero, el BCU opera con Letras de Regulación Monetaria (LRM) para quitar pesos del mercado a 30, 60, 90, 180 y 365 días. Luego tiene otros instrumentos como certificados de depósitos y operar directamente en la call interbancaria a dos, tres, siete días de plazo para que la TPM se ubique en el nivel requerido. Ocasionalmente podría operar también en la call a un día.

Con ello, regula la cantidad de dinero. Si la tasa call a un día se va muy por encima del objetivo, el Central deberá inyectar liquidez para que la tasa vuelva al nivel fijado. Si por el contrario, la tasa se va muy por debajo del nivel, quiere decir que el BCU deberá quitar pesos del mercado para que la tasa vuelva al nivel fijado.

Con la política monetaria el BCU busca incidir en los precios de la economía. En términos gruesos, una política expansiva, como la actual, busca apuntalar la economía (la uruguaya está en recesión), mientras que una política contractiva busca moderar la inflación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados