A enfriamiento regional se suma incertidumbre en Europa

BCU mantiene cautela en el combate a la inflación

El Comité de Política Monetaria del Banco Central (Copom), anunció ayer que continuará con su estrategia contractiva de enlentecer el ritmo de crecimiento de la base de dinero disponible, en medio de un contexto donde la inflación sigue por fuera del rango meta oficial de entre 3% y 7%, y la economía se continúa expandiendo aunque a menores tasas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Comité de Política Monetaria ratificó la política contractiva que desarrolla desde 2013. Foto: BCU.

La incertidumbre que generan los problemas por los que atraviesa la zona euro se sumaron al nuevo diagnóstico.

En ese escenario, el Copom ratificó para el próximo trimestre mantener como referencia una rango de crecimiento del circulante en el mercado de entre 7% y 9%. "Esta magnitud es consistente con la previsión de una trayectoria convergente con la meta de inflación y el crecimiento del producto potencial en el mediano plazo", explicó un comunicado.

El comité indicó que "la incertidumbre" y "la volatilidad" "han recrudecido" en la economía global a partir de la situación en la Eurozona, al tiempo que "son claros los signos de desaceleración en las economías emergentes, con un especial énfasis en el enfriamiento de los países de la región". Además agregó que la recuperación en la economía estadounidense parece continuar, aunque aún no permite iniciar la suba de las tasas de interés relevantes, hecho que podría ocurrir antes de fin de año.

En relación a la economía uruguaya, se indicó que continúa creciendo a tasas razonables aunque menores que en los últimos años, con una evolución de la demanda doméstica que sigue firme y que "dificulta mitigar los impulsos inflacionarios al ritmo deseado".

El comunicado también señaló que a nivel externo, la reducción de algunos precios internacionales ha sido en buena medida compensada con la depreciación cambiaria.

En ese sentido, "tanto la inflación efectiva como las expectativas de los agentes se mantienen sensiblemente por encima del rango objetivo", agregó el comité. En junio la suba interanual de los precios minoristas se ubicó en 8,53% y completó 54 meses por encima del rango oficial. En la última encuesta de expectativa realizada por el BCU, los analistas esperan que la inflación sea de 8,38% en 2015 según la mediana de las respuestas.

En tanto, las autoridades de gobierno estiman que el Producto Interno Bruto (PIB) se expandirá alrededor de 2,5% en el año, un pronóstico similar al de los analistas privados. La economía uruguaya creció 4% en el primer trimestre del 2015 respecto a igual período del año anterior, pero mostró un enlentecimiento en la medición desestacionalizada al expandirse 0,6% en comparación al último trimestre de 2014 (cuando había crecido 1,3%). En el tercer trimestre del año, el PIB de Uruguay se expandió un 3,7% interanual y descendió un 0,4% respecto al periodo abril-junio.

Para el comité, el contexto obliga a "balancear equilibradamente" las preocupaciones inflacionarias, los objetivos planteados por el gobierno para la adecuación fiscal en un contexto de menor crecimiento y las dificultades planteadas en la colocación de productos en algunos mercados, según se explicó. En el segundo trimestre del año, el dinero circulante creció en el orden del 8,5% interanual en línea con la meta fijada por el Copom en la última reunión de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)