Empresas

Beneficios tributarios para innovación eléctrica y robótica atraen empresas argentinas

La ley n° 19.592 que brinda beneficios al sector de innovación eléctrica y robótica hace que empresas argentinas consideren instalarse en Uruguay, según El Cronista

Joven trabaja en un proyecto de robótica. Foto: Fernando Ponzetto
Las empresas que quieran ampararse en la ley n° 19.592 deben solicitar unirse al registro en la Dirección Nacional de Industrias (DNI) del MIEM. Foto: Fernando Ponzetto

Uruguay exonera las tasas y tributos a los productos importados para el proceso de prototipado o pequeñas series de producción que tengan como destino la innovación eléctrica y robótica y cuyo monto no supere los US$ 2.000. Según el diario El Cronista, el país “busca atraer a los emprendedores tecnológicos a los que Argentina expulsa con impuestos internos y retenciones a las exportaciones”.

Dentro de la actividad sectorial de electrónica y robótica entra el “diseño, construcción y/o montaje de sistemas de sensado, control automático, instrumentación, procesamiento de señales analógicas o digitales, telecomunicaciones y combinaciones de los anteriores”, según el artículo 1° del decreto 727/18.

La ley n° 19.592 también establece como beneficio que no se necesita “la intervención preceptiva del despachante de aduana en las operaciones aduaneras correspondientes” para las operaciones menores de US$ 500. A su vez, las empresas pueden realizar operaciones bajo el régimen por un monto anual que no supere US$ 10.000.

Aquellos negocios que quieran ampararse en la ley n° 19.592 deben solicitar unirse al registro en la Dirección Nacional de Industrias (DNI) del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM). La autorización tiene vigencia por dos años y, terminado el plazo, puede renovarse. Todos los interesados deben estar inscriptos en el Registro Único Tributario de la Dirección General Impositiva y no tener deudas en DGI y el Banco de Previsión Social, explicó el diario argentino.

Los insumos que son importados bajo dicho régimen no pueden ser comercializados y deben usados para el destino amparado. Además, deben ser incorporados en su estado original aunque se entiende que “existe transformación de los insumos importados cuando se incorporan (…) mediante procesos de ensamblado, a un conjunto mayor, o se someten a operaciones o procesos que les agregan nuevas propiedades o funcionalidades”, según el artículo 8 del decreto 727/18.

El régimen entró en vigencia el 1° de febrero de 2019 y, según El Cronista, “la decisión del gobierno uruguayo aparece en un contexto complicado para la industria del software”. Asimismo el diario recuerda que el fundador de MercadoLibre, Marcos Galperin, dijo en diálogo con el diario que "la industria del software se irá (de la Argentina), si se mantiene el actual esquema de retenciones". En la misma línea, recuerda que empresas argentinas como Satellogic ya están instaladas en Uruguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error