Acuerdos

Bergara y la "pérdida" por falta de acuerdos

El presidente del BCU dijo que pretender negociar sin resignar algo, solo se da en un “país de Frutillitas”.

Mario Bergara: señaló que uno de los desafíos del país es realizar una adecuación del resultado fiscal. Foto: Darwin Borrelli.
Mario Bergara: señaló que uno de los desafíos del país es realizar una adecuación del resultado fiscal. Foto: Darwin Borrelli.

Uruguay necesita insertarse en el mundo a nivel comercial y no hacerlo implica "seguir perdiendo" frente a otros países.

Así lo cree el presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, quien en una charla organizada por Somos Uruguay, disertó sobre la realidad económica del país en "tiempos de volatilidad, incertidumbre y turbulencia".

Sobre la concreción de acuerdos comerciales, la clave para el presidente es aceptar las reglas predeterminadas de negociación que ya existen en el mundo.

"Está en nuestro interés insertarnos en el mundo y por lo tanto, tenemos que jugar con las reglas que existen. Lamentablemente, esto no es como uno quiere sino como efectivamente es", comentó Bergara y dijo que no se puede pretender negociar sin resignar algo. "Eso solo ocurre en un país de Frutillitas", sentenció.

Respecto a la falta de acuerdo sobre el Tratado de Libre Comercio con Chile, Bergara dijo que "Uruguay tiene mucho más para ganar que para perder" y que el país debería profundizar su inserción externa a base de acuerdos comerciales si no quiere seguir perdiendo frente a otros países.

"Hoy estamos perdiendo mucho por no tener acuerdos comerciales, pagamos cientos de millones de dólares en aranceles que podrían reducirse significativamente", comentó Bergara. Además, el jerarca insistió con la idea de que, si Uruguay no hace nada al respecto seguirá perdiendo competitividad frente a otros países que sí concretan acuerdos comerciales.

"Si no hacemos nada ¿sigue todo igual? No. Si no hacemos nada estamos cada vez más en desventaja frente a todos los demás que siguen haciendo, quedamos atrás en el mundo", sentenció.

Sobre la inestabilidad económica de algunos países del mundo y sobre todo de Argentina y Brasil, el presidente comentó que "Uruguay está navegando de manera razonable y con bastante más tranquilidad que el resto".

No obstante, el presidente del BCU afirmó no tener una "tesitura autocomplaciente", pero, consideró que los números no son malos si se toman en cuenta los recientes "shocks mundiales y regionales".

"Estamos en un contexto de alerta serena. Miramos lo que ocurre en el mundo desde la tranquilidad y no desde el dramatismo", comentó. Para el jerarca, si se tiene en cuenta el contexto de "turbulencia", la economía uruguaya crece a tasas "decentes" y evoluciona de forma saludable a tasas de entre el 2% y el 3%.

"Es imposible sostener tasas de crecimiento de más de 5% como veníamos teniendo", comentó.

En cuanto al aumento del déficit fiscal, que ascendió de 3,4% a 3,7% del Producto Interno Bruto, Bergara dijo que es uno de los desafíos que tiene el país.

No obstante, declaró que el resultado fiscal es fruto de un proceso político y social, y que no puede bajarse en el momento en que se quiera.

"Lo importante no es mostrar un cambio drástico de guarismo a corto plazo —porque no es factible ni deseable—, lo importante es mostrar una trayectoria en la dirección correcta que es la adecuación" a la baja, explicó.

"Tenemos que mitigar riesgos, estamos a tiempo de hacer una adecuación aprovechando el crecimiento de la economía y manteniendo los objetivos explicitados por el gobierno en cuanto a las prioridades en la inversión y en el gasto público", expresó.

Para Bergara, además de la reducción del déficit fiscal hay otros dos desafíos: mejorar los niveles de empleo y reactivar el proceso inversor. "La inversión se redujo a entre 18% y 19%" del PIB, dijo y agregó que "sin inversión no hay producción" y que es el eslabón principal de la cadena.

La inflación —que según los últimos datos se ubicó en 7,21%—, está aproximadamente en el techo del rango meta propuesto por el gobierno.

Ante esta situación, el presidente del Banco Central dijo que la estabilidad de precios es algo que ha mejorado en los últimos años y que son optimistas en cuanto a la adecuación de las expectativas de inflación.

Sobre la última suba de inflación, Bergara indicó que se debió principalmente a razones globales y regionales. En este punto estuvo también de acuerdo el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori.

"No es una variable que se defina entre las cuatro paredes del Banco Central, es un proceso que sintetiza miles de decisiones. Lo que esos miles de formadores de precios piensan que va a pasar, es muy importante para lo que pasa después", explicó el presidente del Central.

El terreno comercial y financiero tiene, para Bergara, una menor exposición al riesgo de la turbulencia regional. "Eso se refleja en los resultados económicos: antes Uruguay crecía y caía con la región, ahora hay un relativo desacople de la evolución regional", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º