Modernización de represa y apoyo de sectores productivos

BID da fondos por US$ 130 millones para Salto Grande

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó dos líneas de financiación por un monto de US$ 130 millones para dar apoyo al Complejo Hidroeléctrico Binacional de Salto Grande, compartido por Uruguay y Argentina.

Represa Salto Grande. Foto: archivo El País
Represa Salto Grande. Foto: archivo El País

Se dan fondos para un plan de modernización de la represa y para un programa de aumento de la competitividad de los sectores productivos y turísticos de la denominada "región de Salto Grande", integrada por Salto del lado uruguayo y Concordia y Entre Ríos del argentino.

Según informó ayer el BID en un comunicado, el programa de modernización de la infraestructura y equipamiento de la represa "contribuirá a garantizar su disponibilidad, aportando confiabilidad y eficiencia a la interconexión entre los países, y tiene como objetivo específico extender la vida útil del complejo".

Con ese objetivo, el BID va a financiar "acciones como la modernización de los reguladores de velocidad de las turbinas; la renovación de los sistemas hidromecánicos del vertedero y refuerzo estructural de las compuertas del vertedero; la renovación de los sistemas de izaje del complejo; la modernización de sistemas auxiliares eléctricos y de los sistemas de control".

Esas medidas permitirán "mantener la operación del complejo hidroeléctrico con índices adecuados de disponibilidad y confiabilidad", destacó el banco regional.

El crédito para esto es de US$ 80 millones, dividido en dos préstamos de US$ 40 millones otorgados a cada país con un plazo de amortización de 25 años, un período de gracia de cinco años y medio y una tasa de interés basada en Libor.

La represa de Salto Grande, ubicada en el río Uruguay, se inauguró en 1979 y sus 14 turbinas brindan electricidad a unos 17 millones de personas en Uruguay y Argentina.

El otro programa para el que aportó el BID "tiene como objetivos específicos aumentar la productividad de los sectores productivos; mejorar el posicionamiento de la región como destino turístico y su conectividad para que contribuya a atraer mayor cantidad de turistas nacionales e internacionales". En este caso, mientras Argentina usará los US$ 50 millones que aporta el banco regional, Uruguay participará en el proyecto con recursos propios.

En Uruguay, los beneficiarios del plan serán 561 productores citrícolas, hortícolas y de arándanos, además de 65 hoteles y restaurantes. Sumando los beneficiarios en Argentina, en total serán unos 454.000 habitantes de la "región Salto Grande" que serán favorecidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados