PRODUCTIVIDAD E INNOVACIÓN EN URUGUAY

BID: "imprescindible" elevar el aporte de la innovación

Para así lograr mayor crecimiento de la productividad, sostiene un informe.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El BID sostiene que hay una brecha significativa en las empresas uruguayas.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indicó que es "imprescindible" en Uruguay aumentar el aporte de la innovación al crecimiento de la productividad. Añadió que además del nivel general existe una brecha significativa de productividad entre las empresas.

El informe del BID "Competitividad e innovación, implicancias para Uruguay" concluyó que los hechos estilizados del crecimiento uruguayo sugieren que resulta imprescindible aumentar en forma consistente la contribución de la innovación al crecimiento de la productividad. Y para que eso se alcance es necesario atender dos restricciones simultáneamente: por un lado la elevada heterogeneidad de la estructura productiva y por el otro la todavía relativamente baja tasa de descubrimiento de nuevos sectores intensivos en conocimiento.

El informe del organismo indicó que esas restricciones son el resultado de una serie de desbalances tanto en las condiciones de entorno que regulan el comportamiento empresarial como en el funcionamiento del sistema nacional de innovación, en particular el acceso al capital humano necesario, financiamiento, insumos públicos complementarios, servicios tecnológicos y en particular a la articulación entre todos los actores del sistema.

El BID expresó que la baja contribución de la innovación al crecimiento de la productividad tiene raíces en la estructura productiva y en Uruguay, esa estructura se caracteriza por un alto grado de heterogeneidad a su interior.

Explicó que según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el 2012 había alrededor de 150.000 empresas, de las cuales un 83% tenían menos de cinco ocupados, 16% entre cinco y 99 y el 1% restante más de 100.

Asimismo, más del 66% de las empresas se dedicaban a comercio y servicios, mientras que alrededor del 10% se ocupaban de actividades manufactureras.

"Además de la brecha de productividad a nivel agregado, existe una brecha significativa de productividad entre las empresas. En comparación con Estados Unidos, la dispersión de productividad es llamativa; por ejemplo, un 40% de las empresas presenta productividad del trabajo que es dos veces menor que la productividad promedio del sector al que pertenecen (cuando en Estados Unidos menos del 10% de las empresas se encuentran por debajo de este umbral)", dijo el documento del organismo.

Añadió que, en general, esta cola de productividad se encuentra dominada fundamentalmente por micro y pequeñas empresas que realizan sus actividades con bajos niveles de eficiencia.

"Esta alta heterogeneidad productiva afecta las decisiones de inversión en innovación de las empresas y refleja la falta de capacidades y activos complementarios necesarios para el proceso de innovación. Solamente unas pocas empresas de cada sector poseen prácticas productivas, comerciales y de innovación desarrolladas, mientras que la mayoría presenta rezagos en las mismas", sostuvo el informe.

PIB per cápita.

El documento del BID señaló que a pesar del crecimiento reciente, en una perspectiva de largo plazo el desarrollo económico uruguayo ha sido bajo en grado tal que en la actualidad el ingreso per cápita relativo a Estados Unidos —que se toma normalmente como referencia de la frontera tecnológica— es menor que en 1960.

En efecto, dijo el escrito, mientras que el PIB per cápita en Uruguay creció a una tasa mediana de 1,9% entre 1960 y 2011, en Estados Unidos lo hizo a un ritmo de 2,2% anual.

Explicó que un bajo crecimiento del producto puede deberse tanto a una reducida acumulación de factores productivos (capital físico, capital humano y participación laboral) como a un pobre comportamiento en cómo se organizan los mismos para la producción.

"En el caso de Uruguay, en materia de acumulación de factores productivos, el país ha sido capaz de seguir el ritmo de Estados Unidos e inclusive cerrar marginalmente la brecha de factores por habitante con respecto a este país. Esto no ha sido así en el caso de la productividad total de los factores (PTF). Es más, el estancamiento del crecimiento de la PTF ha más que compensado las mejoras en la acumulación, siendo entonces un factor central de la falta de convergencia del PIB por habitante", finalizó el documento del organismo.

Funciones de la ande y la ANII.

El BID recomendó concentrar en una única agencia con un mandato claro en materia de fomento productivo aquellos programas orientados al cierre de brechas. Señaló que la puesta en marcha de la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) permitiría avanzar en esta dirección. Esto, a su vez, llevaría a focalizar a la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) en el apoyo a la innovación con orientación a la diversificación productiva. Además, sugirió "blindar" parcialmente al directorio de la ANII de forma tal que parte de los directores tengan continuidad entre administraciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)