UN ACCIONISTA MOLESTO

BPS critica ganancias de las AFAP y acusa de "engañar"

Vice de la institución cuestionó la participación en mercado cambiario.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Cincuentones" se movilizaron en los últimos días. Foto: Ariel Colmegna.

El vicepresidente del Banco de Previsión Social (BPS), Gabriel Lagomarsino, dijo que el mercado de las AFAP en Uruguay es "un oligopolio peculiar" y cuestionó que las empresas obtengan ganancias elevadas que les permite "en menos de dos años recuperar el capital invertido".

"Ningún sector de actividad del mundo proporciona esas ganancias", manifestó ayer al participar de una mesa de comentaristas que analizó un informe de la Comisión de Seguridad Social del Pit-Cnt sobre los 20 años del régimen de ahorro mixto en Uruguay.

El jerarca marcó lo que a su entender es el "contenido ideológico" que tuvo la reforma del régimen de seguridad social en la década del 90. A su vez, atribuyó al "lobby" de las empresas la inclusión del artículo 8 de la ley 16.713, que permite a los trabajadores que perciben sueldos menores a la franja de aportes obligatorios a las AFAP volcar el 50% del dinero a las administradoras. "Nadie en su sano juicio puede decir que eso es una verdadera opción, eso es una mentira", expresó. Además, manifestó que "en la práctica todos sabemos que los promotores (de las AFAP) se arriman a los trabajadores y por vía de la presión, del engaño y del desconocimiento" los convencen de hacer uso de esa opción.

Lagomarsino señaló que cuando comenzó el nuevo régimen, las AFAP hicieron "un pacto colusivo muy claro" (sobre la comisión que cobran a sus clientes por la administración de los fondos) para no competir y así quedó conformado un mercado oligopólico.

"Se plantea una cosa extraña, porque República AFAP cambia de dirección en 2005 y comienza a bajar sus comisiones pero la situación del mercado no ha cambiado. En cualquier mercado oligopólico la empresa líder tiene un precio más alto pero este es un oligopolio paradójico", analizó el vicepresidente del BPS.

Esta situación se da "porque el producto que se compra a las AFAP es tan extraño y difícil de asimilar y comprender que en definitiva la gente no sabe lo que está comprando ni el precio que está pagando", indicó.

Según el informe del Pit-Cnt, actualmente República AFAP cobra una comisión de 5,1%, que es inferior a las de las competidoras: Unión Capital tiene una tasa de 11,9% y Sura e Integración de 13,3%. 

Otro asunto "llamativo" que planteó Lagomarsino fue el crecimiento en los últimos meses de la compra de dólares por parte de las AFAP para resguardar en los bancos como disponibilidades transitorias. "Las AFAP manejan un volumen de plata muy importante, están comprando dólares y esto hace subir el dólar ¿Eso le sirve a Uruguay?", se preguntó.

Informe.

La presentación sobre los 20 años de las AFAP estuvo a cargo del economista del Instituto Cuesta Duarte, Hugo Bai. Al inició recordó que el cambio hacia el sistema de ahorro mixto estuvo promovido bajo la promesa que "la competencia (entre las empresas administradoras) promovería mayor eficiencia y la búsqueda de un mejor perfil inversor que logre más rentabilidad".

Pero analizó que tras dos décadas hay solo cuatro AFAP en el mercado con "una diferenciación de inversiones muy escasa, determinando niveles de rentabilidad muy similares".

Tomando como ejemplo la baja en la comisión que cobra a los clientes República AFAP —comentada por Lagomarsino—, el informe sostiene que "no ha incentivado a una reducción" de las demás empresas porque no existe un mercado competitivo. Para las AFAP "competir en ese aspecto solo tendría como resultado una caída generalizada de las ganancias", agrega el documento.

También sostiene que "las AFAP sobreestiman la rentabilidad efectivamente obtenida" por los ahorros de sus clientes. Según la central, en la última década la rentabilidad de los fondos medida en Unidades Reajustables (UR) fue prácticamente nula, lo que genera "un escenario particularmente preocupante para aquellos que ingresaron al sistema desde 2005".

El documento del Pit-Cnt señala que las prestaciones pagadas por el BPS mediante el sistema de ahorro solidario "son muy superiores" a las que abonan las aseguradas con los fondos de las AFAP. "Esto ocurre para cualquier edad de retiro y para cualquier nivel de años de aporte (…) y es particularmente más elevado en los casos que el Estado paga las jubilaciones mínimas", añade el informe.

Otro punto que cuestiona el Pit-Cnt es "la compleja fórmula para calcular" el monto de jubilación en el sistema de ahorro privada, que incorpora "parámetros que fija discrecionalmente el regulador", en este caso el Banco Central. Diferencia esa situación de las reglas que determinan la jubilación en el sistema solidario, que fueron establecidas por leyes.

Además, el informe califica de "discriminación" el otorgamiento de jubilaciones distintas según el sexo ante iguales niveles de ahorro.

Respecto al rol de las aseguradores, el Pit-Cnt indica que las empresas privadas salieron del mercado hace varios años debido "a las importantes pérdidas" que se proyectan y el Estado mediante el BSE debió asumir "el mal negocio".

Primera tanda de cincuentones.

Los denominados "cincuentones" son trabajadores que tenían menos de 40 años cuando se aprobó la Ley 16.713 en 1996 y fueron obligados a integrar el régimen de ahorro mixto. Ya hubo algunas personas bajo esta situación que se jubilaron, pero el grueso comenzará en los próximos años. Según la presentación hecha por el Pit-Cnt, la obligación de afiliación a las AFAP provoca que un trabajador cobre hasta 32% menos que otro que tuvo la misma vida laboral, solo por la diferencia de años. "Esto amerita una salida urgente que impida que personas con carreras laborales idénticas puedan alcanzar jubilaciones tan diferentes por una pequeña diferencia en su edad", sostiene la central sindical.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)