EL BPS VA POR CAMBIOS NORMATIVOS

BPS quiere las mismas potestades que Impositiva para sancionar

El presidente Galli pidió poder clausurar empresas como lo hace la DGI.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El BPS quiere determinar el cierre de empresas. Foto: R. Figueredo

El presidente del Banco de Previsión Social (BPS), Heber Galli, pidió "mayor flexibilidad normativa" para negociar las deudas de los contribuyentes y tener "las mismas potestades sancionatorias" que la Dirección General de Impositiva (DGI).

"El BPS tiene bastante menos flexibilidad normativa y legal para discutir deudas, sobre todo en el tema de los aportes personales. La DGI puede hacer negociaciones sobre la forma de pago bastante más flexibles", expresó ayer el jerarca.

Entrevistado en el programa "Quién es Quién" de Diamante FM y TNU, Galli señaló que se debería rever la normativa actual que obliga a pagar al contado los aportes de los trabajadores. "Se parte de la base que son una retención que hace el empleador del sueldo del trabajador", explicó.

Reclamó que se analicen nuevos mecanismos que "nos permitan buscar formas de solución al pago de los aportes personales". Agregó que la posibilidad de abonar en cuotas lo adeudado "es una situación a analizar".

Otro punto que expuso el presidente del BPS fueron "las potestades sancionatorias" que posee el organismo. "Todos conocen que en este país si hay una regla, la forma de hacerla cumplir es con una sanción, sino difícilmente sea cumplida", analizó e indicó que "la DGI tiene más potestades sancionatorias" que el BPS.

A modo de ejemplo, mencionó que la institución que preside no puede decidir la clausura de empresas por irregularidades en el pago mientras que el ente recaudador sí. "Queremos poder (pedir el cierre temporal de empresas) de la misma manera que puede hacerlo la DGI, con los mismos mecanismos y siempre con la intervención de un juez", afirmó. Para justificar el reclamo de igualar las potestades, Galli detalló que se trata de los dos organismos del Estado con mayor poder de recaudación.

Galli sostuvo que de implementarse todos los cambios normativos planteados la institución mejoraría su recaudación.

Sustentabilidad.

El miércoles el directorio del BPS aprobó el balance 2015 que cerró con un déficit operativo de US$ 390 millones. El monto representa el 0,7% del Producto Interno Bruto (PIB) del año pasado y marca un desfasaje de las cuentas del organismo, ya que 2014 había cerrado con un saldo negativo de US$ 28 millones (si bien ese año hubo una recaudación extra de US$ 130 millones por devoluciones de las AFAP).

Aunque no se refirió a estos números, Galli afirmó que el BPS tiene su sustentabilidad asegurada a futuro. Informó que recientemente se realizó un estudio de proyecciones con el foco puesto en la asistencia financiera del gobierno al organismo, que determinó que ese indicador "al 2045 estará en el entorno de 1 punto del PIB" y eso no es preocupante.

El mismo informe estableció que hacia 2065 las transferencias del Poder Ejecutivo ascenderán a 2 puntos del PIB, lo que sí generará problemas. Galli concluyó que "eso nos da tiempo para abordar el tema del envejecimiento" de la población.

Gallo se mostró contrario a modificar la edad mínima de jubilación que actualmente se ubica en 60 años. "Habría que pensar estímulos para mantener a la gente en el mercado de trabajo más que generar impedimentos", expresó en línea con un informe del Banco Mundial y la Cepal. Planteó que se deberían simplificar los requisitos para acceder a la jubilación parcial que permite a los trabajadores continuar cumpliendo tareas en medio horario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)