CONTROLES

BPS recaudó $ 500: por fiscalizaciones el año pasado

Además, logró la regularización de 28.000 trabajadores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gerentes del BPS tuvieron que ir a declarar por megaestafa al Fonasa. Foto: Archivo El País

Los controles y fiscalizaciones que realizó el Banco de Previsión Social (BPS) durante el año pasado lograron el cobro de deudas por $ 500 millones y la regularización de 28.000 trabajadores, según informó ayer el presidente del organismo, Heber Galli.

"El Área de Fiscalización (del BPS) hizo unas 10.000 actuaciones inspectivas en 2016 y hubo un 60% de detección de irregularidades" en las empresas controladas, agregó en entrevista con El País TV.

Respecto a los trabajadores regularizados, Galli detalló que había unos 13.000 que se encontraban cumpliendo funciones "en negro" y otros 15.000 que tenían sueldos subdeclarados (por montos inferiores a los que efectivamente co-braban).

"De las distintas modalidades de inspecciones que tenemos, la de selección de casos donde se aplica inteligencia mediante un sistema que cruza unas 600 variables para determinar qué zonas geográficas o qué giro de actividad inspeccionar, tuvo un 70% de detección de irregularidades", destacó el presidente del BPS.

También señaló que de las denuncias hechas por trabajadores, un 66% fueron comprobadas a través de los controles y subrayó: "estamos convencidos que el mejor controlador de las empresas son los propios empleados".

Déficit.

Galli también se refirió a los resultados del BPS y estimó que el balance 2016 arrojará un déficit similar al que tuvo el organismo en 2015. "Creemos que estará por debajo del 1% del PIB (del país), en el orden de los US$ 400 millones", indicó.

En 2015 el déficit fue de US$ 390 millones, significando el 7% de los ingresos brutos del BPS en aquel año y representó 0,7% del PIB del país. En esa oportunidad, el organismo informó que los ingresos por concepto de aportes jubilatorios habían caído 1,1% en el año y el número de cotizantes había bajado 0,6%, mientras que los egresos crecieron 3,9% con una alta incidencia de los gastos por el pago de jubilaciones.

El jerarca explicó que el año pasado hubo "un crecimiento de los egresos algo mayor que el incremento de los ingresos y por tanto la situación deficitaria se mantiene más o menos estable". En ese sentido, manifestó que "el foco está puesto en la recaudación y la mejora de los procesos internos para lograr una mayor eficiencia en los gastos administrativos", porque los egresos del BPS (el pago de jubilaciones, pensiones y subsidios por desempleo) derivan de derechos ciudadanos que no se pueden modificar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)