MERCADO DE TRABAJO

El BPS recibió 86.000 solicitudes de seguro de paro y 100.000 por enfermedad en marzo

Del total de solicitudes, 68.095 tuvieron como motivo la suspensión de actividades (79%), 6.995 por reducción (8,1%) y 6.889 fueron por despido (7,7%).

La delegación empresarial en el BPS sostuvo que "en los últimos años el diálogo social" en el directorio "se ha violentado". Foto: Fernando Ponzetto
Tras la confirmación del coronavirus, el BPS pasó al centro de la escena al centralizar distintos subsidios. Foto: Fernando Ponzetto.

El primer caso de coronavirus en Uruguay se confirmó el 13 de marzo y puso al Banco de Previsión Social (BPS) en el centro de la escena. Porque comenzaron las empresas a recortar personal -ya sea por despidos o envíos al seguro de paro- y además crecieron los trabajadores certificados por enfermedad.

Los números al cierre de marzo marcan que el instituto previsional recibió 86.044 solicitudes para que trabajadores ingresen al seguro de desempleo -no son ingresos confirmados porque el BPS debe revisar la documentación y aprobarlo-, con un 95% que se presentaron desde que llegó el coronavirus al país. Mientras que los certificados por enfermedad superaron los 105.000, según supo El País.

Desde mayo de 2003 en ningún mes el BPS superó las 16.000 solicitudes mensuales, según publicó días atrás el diario El Observador.

De acuerdo al informe que divulgó el equipo de representación de los trabajadores en el BPS liderado por Ramón Ruíz, el 5% de las solicitudes para ingresar al seguro de paro fueron al amparo del nuevo régimen especial que anunció el gobierno días atrás para trabajadores con reducción horaria o de jornadas.

Del total de solicitudes, 68.095 tuvieron como motivo la suspensión de actividades (79%), 6.995 por reducción (8,1%) y 6.889 fueron por despido (7,7%).

Mirando los datos por sectores, la mayor cantidad de solicitudes de ingreso al subsidio provinieron del comercio minorista y mayorista (21.715). Le siguen la industria manufacturera con un total de 12.423 pedidos y alojamiento y servicios de comida con 10.933 solicitudes.

La representante de los empresarios en el BPS, Elvira Domínguez, aclaró en diálogo con El País que son solicitudes y no beneficiarios finales del subsidio. “Seguramente queden muchos por el camino, ya sea porque se resolvió su situación, porque mantenían deudas con el BPS, o no cumplían algún otro requisito”, explicó.

Agregó que las cifras totales deben “relativizarse” dado que “según los promedios históricos” del BPS, se suelen efectivizar solo un 80% de las solicitudes que se reciben.

De los datos de solicitudes de seguro de paro en marzo por departamento, se visualiza que la mayoría se concentraron en Montevideo (61,3%), seguido por Canelones (7,47%), Maldonado (6,2%), Colonia (2,9%), Salto (2,46%) y Paysandú (2,42%).

Seguro por enfermedad.

Del total de 105.000 certificaciones por enfermedad, más de 66.000 se recibieron en la segunda quincena de marzo, tras la confirmación del coronavirus. Es decir, que las solicitudes para el subsidio por enfermedad crecieron arriba del 60% al comparar los primeros 15 días con los segundos.

Según supo El País, en el gobierno llamó la atención el alto número de solicitudes de licencia médica ya que esperaban menos cantidad, y más vinculadas al seguro de paro. El País publicó días atrás que el gobierno proyectó que el conjunto de medidas anunciadas hasta el momento por el coronavirus tiene un costo de US$ 400 millones aproximadamente, siendo algo más de US$ 300 millones vinculados a las prestaciones del BPS.

La representación de los trabajadores en el BPS aún no hizo valoraciones sobre los números, pero sí aclaró dos cosas para la interpretación de los datos: que son cantidad de solicitudes y no personas, porque puede haber alguien que se certificó en más de una oportunidad en el mes; y que hay parte de esas solicitudes correspondientes a trabajadores públicos que son pagas directamente por el organismo empleador y no por el BPS.

Respecto a las certificaciones médicas, Domínguez manifestó que la cifra “no es comparable con ningún dato” anterior del BPS porque aún es preliminar, y que debe esperarse a ver el consolidado mensual y analizar los datos una vez que se aprueben las solicitudes.

La directora por el sector empresarial, que ha denunciado tiempo atrás que hay un uso desmedido de este tipo de certificaciones, indicó que puede haber “muchos casos” en que caigan las solicitudes de licencia médica porque hay “personas viciosas” que usan la certificación “de forma recurrente” y ahora “las corren de los centros de salud” porque hoy es otra la emergencia.

Desde el equipo de los trabajadores se destacó que el BPS en los últimos años avanzó en la “simplificación de trámites”, permitiendo realizar todo el proceso para solicitar licencia por enfermedad de manera remota, algo que “ahora se valora mucho” debido a las restricciones vigentes en materia de circulación.

Los beneficios del subsidio por enfermedad que trabajan en el sector privado reciben un equivalente al 70% de sus ingresos gravados con un tope máximo de $ 44.606. El subsidio se paga desde el cuarto día de la certificación, porque los tres primeros corren por cuenta de la empresa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados