ESTRATEGIA

Brasil se acerca a los países árabes a través del comercio

La ministra de Agricultura emprendió una gira por varios países de Medio Oriente en busca de limar asperezas tras una propuesta de Jair Bolsonaro. 

Jair Bolsonaro. Foto: AFP
Jair Bolsonaro dijo que mudaría la embajada en Israel, pero la propuesta al parecer quedó descartada por el momento. Foto: AFP

El gobierno de Brasil ha encontrado en el comercio exterior la receta idónea para limar asperezas con los países árabes, un mercado estratégico que espera ampliar en el futuro, pese a la promesa del presidente Jair Bolsonaro de trasladar a Jerusalén la embajada israelí.

La mayor economía de Sudamérica renovó sus votos comerciales con Oriente Medio en una gira de la ministra de Agricultura, Tereza Cristina Correa, que concluyó días atrás y la llevó por Egipto, Arabia Saudí, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos.

El viaje, de cerca de dos semanas, ha servido para demostrar la disposición de Brasil de estrechar los lazos con esta región clave para el sector agropecuario y de paso, favorecer un clima más cordial entre las partes.
La relación pasó por un momento delicado cuando Bolsonaro reafirmó su intención de trasladar la embajada de Brasil en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, como ya hizo Estados Unidos.

Esa pretensión generó un profundo malestar en muchos árabes, que están entre los mayores importadores de carne de pollo de Brasil. La propuesta nunca se implementó y de hecho en una visita posterior a Israel, el mandatario únicamente dijo que abrirían una oficina comercial en la Ciudad Santa.

Tereza Cristina Correa da Costa. Foto: Cámara de Diputados / vía OGlobo
La ministra de Agricultura, Tereza Cristina Correa da Costa, realizó una gira recientemente por varios países árabes.. Foto: Archivo

“El gobierno definió que habrá una oficina comercial, por lo que parece que ese asunto está resuelto”, dijo Rubens Hannun, presidente de la Cámara de Comercio Árabe-Brasileña, quien alabó el “liderazgo” y la “transparencia” de la ministra y “el respeto que mostró” a sus socios árabes. “Ahora la relación está yendo muy bien”, completó.

Esas buenas sensaciones se reflejaron en la gira de la ministra, cuyo principal objetivo fue abrir nuevos caminos para los exportadores brasileños. “El resultado fue muy positivo”, valora Lígia Dutra, la superintendente de Relaciones Internacionales de la Confederación de Agricultura y Pecuaria de Brasil, que acompañó la misión.

En su opinión, la comitiva tuvo éxito en “aproximar nuevamente” a los sectores privados de Brasil y esos países árabes, después de un leve distanciamiento “en los dos últimos años”.

En 2018, las exportaciones agropecuarias a 55 países árabes y musulmanes sumaron US$ 16.130 millones, lo que representa el 19% del total de las ventas externas del agronegocio brasileño, por delante solo figuran la Unión Europea y China, principal socio comercial del país, según datos del Ministerio de Agricultura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados