Reducción en el objetivo de ahorro fiscal del país para 2016

Brasil: ambigua decisión

Congreso aprobó una baja en objetivo fiscal pese a pedido.

El Congreso de Brasil aprobó ayer una reducción en el objetivo de ahorro fiscal del país para 2016, pero rechazó una petición de la presidenta Dilma Rousseff para efectuar un recorte mayor que generó dudas sobre su compromiso en la contención del creciente déficit. La mayoría de los legisladores reunidos en una sesión conjunta del Congreso votó en favor de un objetivo fijado del 0,5% del Producto Interno Bruto (PIB), sin opción de deducir inversiones y otros gastos.

Rousseff propuso el martes esa opción para reducir el objetivo a cero si es necesario, lo que significa que no habría ahorros. El gobierno abandonó sus planes de perseguir su objetivo original del 0,7% del PIB.

La mandataria tuvo que dar marcha atrás un día después, cuando legisladores de su ingobernable alianza apoyaron un recorte menor poco después de que la agencia Fitch Ratings despojó a Brasil de su calificación de grado de inversión, citando preocupaciones sobre su salud fiscal.

La decisión es considerada una victoria parcial para el ministro de Hacienda, Joaquim Levy que se opuso repetidas veces a la reducción del objetivo.

Sus desacuerdos con Rousseff sobre el tamaño del objetivo de superávit alimentaron las especulaciones acerca de su posible renuncia. El déficit total de Brasil, que incluye el pago de intereses, subió hasta el 9,5% del PIB en octubre, frente al 5% del mismo mes de 2014.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)