Por huelga y mundial

Brasil: dos meses con la economía frenada

El paro de camioneros en mayo y el Mundial de fútbol tendrán a Brasil casi dos meses a media marcha, en tanto la perspectiva de mejora económica se aleja, a cuatro meses de unas elecciones plagadas de incertidumbre.

En un Brasil paralizado por la huelga de camioneros, los huevos pasaron a ser un producto de lujo y la gasolina un motivo de peleas. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Con la huelga de camioneros, Brasil tuvo "una pérdida total e irrecuperable" de 40.000 millones de reales (US$ 10.740 millones), dijo Gilberto Luiz do Amaral, presidente del Instituto Brasileño de Planificación y Tributación (IBPT, privado).

Según esa entidad, el gobierno dejó de recaudar 5.800 millones de reales a causa de ese movimiento, que paralizó durante más de una semana a la mayor economía latinoamericana.

El gobierno estimó el impacto en un 0,2% del PIB, considerando solo la baja en la producción. Es que Brasil salió en 2017 de la peor recesión de su historia, con un crecimiento de 1%.

El gobierno y el mercado preveían una expansión de 3% este año, pero en los últimos meses esas expectativas no pararon de degradarse y ahora los economistas más optimistas proyectan un incremento del PIB de 2%.

El paro camionero ocasionó "una reducción de la oferta, con la consiguiente alza de precios" y podría repercutir en las exportaciones, aunque está por verse si los efectos serán de corto o largo plazo, dijo Fernando de Holanda Barbosa Filho, de la Fundación Getulio Vargas.

Desánimo.

El efecto del Mundial de Rusia en la productividad ya había sido incorporado por las empresas, que los días con partidos de la selección darán horas libres a sus empleados, a ser compensadas ulteriormente.

Aunque el comercio relacionado con el Mundial tampoco suele dejar una huella importante, en esta ocasión las expectativas son magras. Según el diario Valor, solo 28% de las empresas creen que elevarán la facturación durante el torneo y 23% prevé una baja en ese período.

Los brasileños, saturados por la crisis y las denuncias de corrupción, no han mostrado mayor entusiasmo por Neymar y sus compañeros —los desinteresados en el Mundial aumentaron de 42% en enero a 53% en mayo según una encuesta—

A ese desánimo hay que sumarle "la angustia de la elección", dijo Barbosa. No se sabe "quiénes serán los candidatos, sus chances ni cómo enfrentarán el problema fiscal", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)