NOTICIAS

Brasil prevé déficit fiscal menor para 2019 y libera recursos de ministerios

En los dos últimos años la mayor economía de Suramérica ha ensayado una lenta y gradual recuperación económica.

Paulo Guedes, ministro de Economía de Brasil. Foto: Reuters
Paulo Guedes dijo que el mejor resultado para las cuentas públicas será posible gracias a las recaudaciones extraordinarias. Foto: Reuters

El gobierno brasileño afirmó este lunes que prevé que el déficit fiscal para 2019 se situará en unos US$ 20.000 millones, un valor que, si confirmado, se ubicará muy por debajo de la meta estipulada, de unos US$ 34.750 millones.

El ministro de Economía, Paulo Guedes, señaló en una rueda de prensa en Brasilia que el mejor resultado para las cuentas públicas será posible gracias a las recaudaciones extraordinarias, como las obtenidas con las subastas petroleras llevadas a cabo a inicios del mes.

El déficit fiscal nominal, que se obtiene de la diferencia entre todos los ingresos de las cuentas públicas y los gastos, incluyendo el pago de los intereses de la deuda externa, alcanzó en el interanual hasta septiembre los US$ 22.857 millones, equivalentes al 1,29 % del PIB.

Ante las nuevas proyecciones, el gobierno igualmente anunció este lunes el desbloqueo de unos US$ 3.500 millones que estaban congelados del presupuesto destinado a varios ministerios.

A lo largo del año, el gobierno brasileño congeló miles de millones de reales como medida de contingencia para cumplir con las metas fiscales anuales, en medio de proyecciones pifias para la economía del país.

Sin embargo, el ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, indicó que, con este último desbloqueo, el presupuesto ya no cuenta con ningún valor bloqueado.

Ambos anuncios son consecuencia de la recaudación de unos US$ 17.445 millones de las subastas petroleras y de cálculos más "reales", como apuntó Lorenzoni, del crecimiento del producto interior bruto (PIB) para el próximo ano, que debe ser del 2,0%.

"Recuperamos la confianza de los inversores internos y todos los sectores de la economía dan muestras de crecimiento. La proyección del crecimiento del PIB de un 2,0% en 2020 es real, no es imaginaria", dijo Lorenzoni, quien destacó la aprobación en el Legislativo de la polémica reforma de jubilaciones y pensiones.

Guedes, por su parte, justificó que el bloqueo de unos US$ 8.500 millones del presupuesto, que afectó principalmente a los ministerios, obedeció a que los cálculos de crecimiento en este año no se estaban cumpliendo.

En octubre, el gobierno revisó al alza la proyección de crecimiento económico para este año, hasta un 0,90% frente al 0,85% calculado en septiembre pasado, y para 2020 desde el 2,17% hasta el 2,32%.

Brasil aún se recupera de la grave recesión que vivió entre 2015 y 2016, cuando el PIB se desplomó siete puntos porcentuales.

En los dos últimos años, la mayor economía de Suramérica ha ensayado una lenta y gradual recuperación económica, con expansiones de apenas un 1,0% en 2017 y 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error