exploración y explotación

Brasil subastó varios bloques petroleros a precios récord

Fueron 22 áreas offshore las adquiridas de un total de 47 y sumaron US$ 2.400 millones.

Total: a la francesa se le adjudicó un pozo en la ronda anterior. Foto: AFP
La compañía francesa Total fue una de las que adquirió bloques offshore. Foto: AFP

Brasil subastó el jueves bloques petroleros off shore por unos US$ 2.400 millones, una cifra récord pese a que a último momento se retiraron dos de las áreas mas prometedoras.

Los bloques más cotizados fueron los cercanos a la zona del "pre-sal" en donde el petróleo está en aguas ultraprofundas bajo una gruesa capa de sal y cuyo potencial es considerado gigantesco. Esos bloques atrajeron a la mayoría de los gigantes del sector como Shell, Total y especialmente ExxonMobil que compró ocho en sociedad con otros grupos.

En total, 22 de las 47 áreas subastadas fueron vendidas en 8.014 millones de reales (unos US$ 2.400 millones); una cantidad seis veces superior a la mínima establecida por la Agencia Nacional de Petróleo (ANP).

La ANP debió retirar dos bloques que eran considerados como los más ricos por una decisión del Tribunal de Cuentas (TCU) de Brasil tomada la noche del miércoles.

Para el TCU esos bloques, que podían venderse a un mínimo de 3.550 millones de reales, están directamente vinculados a reservas de pre-sal ya existentes y que son objeto de otro tipo de concesión que requiere subastas separadas.

"Aprovecho la oportunidad para ofrecer mis disculpas a los inversores, empresas y personas que trabajaron en la tasación de esas áreas y se programaron para presentar hoy las ofertas", dijo Decio Oddone, presidente de la ANP al abrir la subasta.

"Por más frustrados que podamos estar, tenemos la certeza de que eso no le restará brillo al remate", añadió.

Oddone estimó que esos dos bloques podrían ser rematados antes de fin de año.

La última subasta de este tipo fue realizada en setiembre y había tenido también muy buen resultado.

Como el año pasado, la estatal brasileña Petrobras se asoció a la estadounidense ExxonMobil para hacerse de los bloques más codiciados en la zona de Campos.

Lo recogido en la subasta debería darle algo de oxígeno al gobierno de Brasil que lanzó un amplio plan de austeridad y privatizaciones para encarrilar a la economía tras dos años de recesión.

En total, el gobierno espera recoger más de US$ 80.000 millones en una serie de ventas que se extenderá hasta fines de 2019.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)