AJUSTE

Buenas noticias recientes podrían postergar aumento de impuestos, según Oddone

El analista de CPA dijo que mejoraron las expectativas por la confirmación de UPM y la vuelta de capitales a los emergentes.

Gabriel Oddone, economista y socio de CPA. Foto: Marcelo Bonjour
Gabriel Oddone, economista y socio de CPA. Foto: Marcelo Bonjour

El economista y socio de CPA, Gabriel Oddone, comenzó su presentación en el evento de retail aclarando que tenía buenas y malas noticias para dar, tanto en el plano internacional como en el local.

Repasó que hay una “desaceleración de la economía global”, con especial foco en Europa, ya que Estados Unidos es “la economía más dinámica hoy”. A nivel mundial domina “la incertidumbre”, en especial por “la guerra comercial y guerra de divisas” entre China y Estados Unidos, lo que lleva a “bajar las perspectivas de la economía global”.

En el casillero de las malas noticias también está la región, que tiene “un crecimiento decepcionante y perspectivas corregidas a la baja”. Oddone repasó que en Argentina y Brasil hubo “una primavera financiera” el primer semestre del año, “con indicadores estables y depreciación cambiaria”. Pero desde julio todo cambió, “el real y el peso se dispararon, cayeron los índices bursátiles y creció el riesgo país”. En Brasil hubo un “deterioro de las expectativas por las políticas erráticas y el poco avance” en las reformas, mientras que en Argentina “el mercado espera una reestructuración de la deuda” lo que implica “un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)” que deberá hacer el próximo gobierno. “Brasil decepciona. Argentina es volátil e inestable”, resumió el analista.

En este contexto, Uruguay tiene “un crecimiento moderado desde 2015 y hace cuatro trimestres que la economía está estancada”. Oddone indicó que aunque el panorama no es positivo, “cuando uno mira el barrio, (estos números) pueden ser un logro”. A su vez, la inversión está en un “nivel similar a la década del 90 por la baja rentabilidad” y hay una “lenta pero persistente caída del empleo”, que impacta sobre el salario real.

Sin embargo, hay dos buenas noticias para Uruguay, que dejan “un panorama mejor que hace dos meses”. Por un lado el escenario internacional de bajas tasas -“similar al que había hasta 2014”, indicó Oddone- hace que haya “oportunidades de inversión en los países emergentes”, y por otro la confirmación de la segunda planta de UPM, que traerá “un significativo” incremento de la actividad.

Tras repasar la situación del déficit fiscal y el nivel de endeudamiento de Uruguay, Oddone aseguró que el próximo gobierno deberá hacer “un ajuste de entre uno y dos puntos del Producto”, pero la “incertidumbre” tanto para los privados como para las calificadoras es cómo se procesará.

El analista afirmó que deberá atacarse tanto el gasto como los ingresos, aunque consideró que “con las dos buenas noticias recientes se podría postergar el ajuste de impuestos” a corto plazo. Igualmente, señaló que si el próximo gobierno decide no subir los impuestos deberá “atacar el gasto y tomar riesgos”, porque si cambia el escenario internacional la situación podría complicarse.

Asimismo, la reforma previsional es el gran objetivo de largo plazo, y “sobre el que más presionarán los mercados y las calificadoras”, expresó Oddone. Otras reformas pendientes que mencionó son la recuperación de la competitividad -“solo con política monetaria no se puede depreciar la moneda como algunos piden” por el impacto sobre la inflación, sostuvo- y la modernización de las empresas públicas y las políticas de fijación de tarifas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados