MARÍTIMAS

Caen los fletes; grave crisis marítima

Por estos tiempos la industria marítima está atravesando una de sus mayores crisis por falta de cargas, y las empresas navieras están perdiendo cientos de millones de dólares por la baja de los fletes.

Es tal la crisis, que incluso los fletes no pagan los actuales costos de los fletes. El número de barcos portacontenedores inactivos crece cada día. Todos los mercados y los continentes muestran la crisis, pero donde peor se hace sentir es en el movimiento de cargas por y para puertos de la costa atlántica de Sudamérica.

Hace pocos días nos enteramos que los fletes que se manejan hoy día, por ejemplo, desde Asia a Sudamérica resultan increíbles: para un contenedor de 40 pies se paga US$ 50 cuando en el pasado estaba en US$ 6000; 50 dólares no paga ni siquiera los costos del puerto para sacarlos. Con esos fletes las pérdidas que sufren las empresas, especialmente las que van a Brasil, Argentina y Uruguay, son enormes, tanto que algunas ya anunciaron abandono de servicios, o llevar los servicios a frecuencias quincenales.

Pero los puertos de la costa atlántica enfrentan otros problemas muy serios. Esto viene siendo alertado en conferencias internacionales como la ocurrida en Panamá, y recientemente en un informe de Maersk en Montevideo. Los puertos de Sudamérica se han quedado en el pasado, no han hecho inversiones serias, carecen de infraestructura, son incompetentes, con baja productividad y con canales de agua poco profundos. No están capacitados para recibir a los grandes barcos y son, además de todo esto, caros.

Según datos de Lloyd’s List Intelligence, a finales de octubre había 280 portacontenedores amarrados, que representan el 5,2% de las unidades de la flota de este tipo de buques, si bien su capacidad, que suma 607.280 teus, supone solo un 2,7% de la capacidad total. Entre los portacontenedores amarrados se incluyen cuatro buques de más de 13.000 teus, de tres grandes empresas, afectados por la suspensión de líneas y servicios de los grandes operadores entre Asia y Europa.

También hay actualmente seis buques inactivos de entre 10.000 y 12.999 teus, y estas cifras están creciendo constantemente. Pero, según informes de las consultoras internacionales a los que accedimos hace pocas horas, los datos de la crisis marítima son aún más graves.

El peor escenario de negocios lo está mostrando el conjunto de puertos atlánticos de Sudamérica, donde lo más grave no es la falta de cargas, sino la consecuencia de la falta de políticas portuarias serias y las inversiones en esta parte de la Sudamérica atlántica. Curiosamente, el empresariado y el gobierno chileno lo han hecho.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)