Proyecto de ley

¿Por qué la Caja Notarial está en problemas y cuál es la solución?

El Poder Legislativo estudia una reforma de la caja jubilatoria de los escribanos a raíz de las pérdidas que tiene, ya que si no se hace nada iría a la quiebra en 2033.

Escribanos
Foto: Archivo

Desde 2014 la Caja Notarial tiene dificultades y los estudios que hizo el directorio de la misma dan que "si la caja no efectúa ninguna adaptación al actual régimen, quebraría en el 2033", señaló su presidente Pablo Arretche.

Por eso, el Poder Legislativo tiene a estudio un proyecto de ley de reforma de la Caja Notarial.

Los ingresos que recibe la caja no cubren los gastos desde 2014. "Está previsto que este año tengamos una pérdida del entorno de los US$ 8 millones y cada año que transcurra sin que logremos una adaptación y una modificación al actual régimen previsional, ese importe se irá incrementando", afirmó Arretche ante la comisión de Asuntos Laborales y Seguridad Social del Senado. Aclaró que no reciben subsidio estatal.

¿Por qué se produjo el desequilibrio financiero de la caja de jubilaciones de los escribanos? Según su presidente, "desde hace varios años la actividad notarial del escribano a nivel nacional ha venido decayendo y hoy sufre un estancamiento muy severo, fundamentalmente, en lo que tiene que ver con los ingresos por aportes notariales, que son el principal pilar de sostén de la caja. Al escasear y al estar estancada la actividad notarial, esa es una causal de esta situación".

A eso se suma que aumentó la expectativa de vida. Antes la caja pagaba jubilaciones por "el entorno de los 10 u 11 años", pero "hoy estamos pagando jubilaciones por encima de los 18 y 20 años porque todos —gracias a Dios— vivimos más y mejor", ejemplificó.

El otro factor "nada menor", es que en la década del 80 se vivió "la explosión notarial, en cuanto a que existió un ingreso a la matrícula notarial muy por encima de lo normal" y muchos de ellos ya se están jubilando o tienen causal configurada y lo harán en breve, agregó Arretche.

El proyecto de ley de reforma, prevé "un período de transición de 20 años, para que entre en su totalidad" la misma, dijo Arretche. Entre otros aspectos, "lo que hoy está establecido como causal jubilatoria en los 60 años de edad y 30 de actividad, dentro de 20 años, pasará a ser 65 años de edad y 35 de actividad", indicó. La tasa de reemplazo (el porcentaje del sueldo que se percibe como pasividad) de 50% para quien hoy tiene 60 años de edad y 30 trabajados, se mantendrá para el que tenga 65 años de edad y 35 trabajados (dentro de 20 años).

Aun así, "el afiliado tendrá la potestad de retirarse antes" con 60 años de edad y 30 de trabajo, pero "con una tasa mínima de reemplazo del 40%", explicó el presidente de la Caja Notarial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)