Un escalón por encima del mínimo

Calificadora ratifica grado inversor aunque advierte

Japonesa R&I cree que próximo gobierno debe reformar pensiones.

Quien ingrese al MEF en 2020 tendrá que afrontar temas sustanciales. Foto: F. Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

"El crecimiento económico se está debilitando, pero las perspectivas a medio plazo para la economía no son malas", señaló la firma nipona ayer en un comunicado.

"El ritmo del crecimiento económico se está desacelerando debido en parte por la depreciación de las monedas de los países de América del Sur, incluida la de su vecina Argentina con su propia crisis económica", añadió.

Para la calificadora, "si bien el déficit fiscal continúa reduciéndose gradualmente, el riesgo fiscal se mantiene bajo, debido a una política prudente de gestión de la deuda", afirmó.

Según R&I, "desde 2012 el gobierno adoptó una postura fiscal relativamente expansiva. El gobierno de (Tabaré) Vázquez se está enfocando en la consolidación fiscal, pero luchando con recortes de gastos que están restringidos por las disposiciones constitucionales" y "debido a la presión de su gobierno de izquierda. Si bien se espera que el déficit fiscal del sector público se haya reducido en 2018, aún se requieren esfuerzos políticos sostenidos".

Hacia adelante "un punto importante" en la "evaluación de la solvencia futura" del país "será si el nuevo gobierno que asuma el cargo en 2020 puede implementar la reforma de las pensiones y otras iniciativas y, por lo tanto, controlar los gastos estructurales", analizó.

Además, R&I indicó que "la relación de la deuda pública pendiente con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) de Uruguay (que era de 66% al cierre de junio de 2018) es alta en comparación con la de otros países de América Latina u otros países soberanos calificados en la categoría BBB".

De todas maneras, "la deuda pendiente, excluyendo la de corto plazo del Banco Central para gestión de liquidez y los reembolsos para los próximos 12 meses, fue del 42% del PIB. En vista de esto, junto con las líneas de crédito de los bancos multilaterales de desarrollo y las prácticas prudentes de gestión de la deuda, el riesgo fiscal real se ha mitigado, en opinión de R&I", añadió.

Según la firma japonesa, "la contención de la inflación sigue siendo un desafío importante en el ámbito de la política macroeconómica". El año pasado, la suba de precios fue de 7,96% incumpliendo la meta del Banco Central (de entre 3% y 7%).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)