DÉFICIT 

Calificadoras le ponen el foco a lo fiscal en Uruguay

La agencia canadiense DBRS mantuvo nota de deuda del país.

Sede de la calificadora DBRS. Foto: Archivo
Foto: Archivo El País

Dos calificadoras de riesgo (Moody’s y la canadiense DBRS) señalan a la situación fiscal como factor económico a atender por parte de Uruguay —y otros países de la región—.

La agencia canadiense mantuvo ayer la nota de la deuda uruguaya en BBB (bajo), esto es el escalón mínimo dentro del grado inversor. También confirmó la perspectiva "estable" de esa nota. En el informe, DBRS señaló que "la confirmación de la calificación equilibra los sólidos fundamentos económicos y políticos de Uruguay con los actuales desafíos fiscales".

Por su parte, la agencia Moodys emitió un reporte sobre la región en el que afirmó que "la erosión del espacio fiscal continuará hasta 2019". En ese sentido, explicó que en América Latina y el Caribe "los soberanos que han perdido espacio fiscal y ahora se enfrentan a condiciones más limitadas para soportar shocks son: Bolivia, Ecuador, Uruguay, Argentina y El Salvador".

Según Moodys, "las reformas fiscales serán determinantes clave de la dinámica de la deuda y la solvencia soberana en 2018-19. Los esfuerzos de consolidación fiscal en el futuro serán clave para detener el deterioro en las métricas de la deuda en toda la región".

Específicamente sobre Uruguay, Moodys espera que los niveles de deuda "se estabilicen en los próximos años, ya que un crecimiento económico más sólido respalda los esfuerzos de consolidación fiscal del gobierno. Sin embargo, a mediano plazo esperamos que los pagos de pensiones y otras transferencias sociales ejerzan una presión creciente sobre las cuentas fiscales".

Agregó que "las pensiones son un componente endógeno del gasto gubernamental ya que los aumentos anuales están predeterminados por arreglos constitucionales que limitan la capacidad del gobierno para variar su tasa de crecimiento a menos que se modifique la ley, y denotan la rigidez relativamente alta de la estructura de gasto de Uruguay".

Visión.

Según DBRS "la economía se expandió más rápido de lo previsto en 2017. El fuerte crecimiento de los salarios reales impulsó el consumo privado. Las recuperaciones en Argentina y Brasil fortalecieron la demanda externa y contribuyeron a una temporada turística récord. En el corto plazo, se espera que estos vientos de cola continúen" y que el Producto Interno Bruto aumente 3,1% en 2018 y 2019.

La nota de Uruguay "se basa en varias fortalezas crediticias", apuntó la agencia canadiense. "Uruguay se beneficia de instituciones públicas de alta calidad, bajos niveles de corrupción y predictibilidad de políticas, todo lo cual fomenta condiciones favorables para el crecimiento económico. El manejo conservador de la deuda proporciona al gobierno una amplia flexibilidad de financiamiento en caso de estrés del mercado. Además, la flexibilidad del tipo de cambio y los grandes colchones de reservas refuerzan las defensas de la economía frente a potenciales choques", afirmó.

"Estas fortalezas crediticias se equilibran con varios desafíos políticos y estructurales", entre los que DBRS identificó a la "flexibilidad fiscal limitada".

"Es necesario un mayor ajuste para ubicar los índices de deuda pública en una clara trayectoria descendente y reconstruir el espacio fiscal", sugirió. También se refirió como desafío la alta dolarización y la baja intermediación financiera.

Para DBRS "el desafío clave que enfrenta el perfil de crédito soberano es el déficit fiscal. El déficit del sector público consolidado se amplió del 0,9% del PIB en 2011 al 3,9% en 2016".

La calificadora cree que el gobierno llegará a la meta de déficit de 2,5% del PIB para 2019 y sostuvo que "una consolidación fiscal duradera basada en un crecimiento más lento del gasto primario probablemente tenga implicaciones de calificación positivas. Sin embargo, implementar tal ajuste antes de las elecciones del próximo año podría ser políticamente difícil".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º