DIRECCIÓN NACIONAL DE PLANIFICACIÓN

Cambia director de la oficina que "mira al largo plazo"

Fernando Isabella sustituyó en el cargo a Sebastián Torres.

La Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) presentó ayer al nuevo director nacional de Planificación, Fernando Isabella, que asumirá funciones desde mayo en reemplazo de Sebastián Torres.

El nuevo jerarca es economista y ya cumplía funciones dentro de la OPP como director del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

El director de la OPP, Álvaro García, explicó que el director saliente abandona el cargo por motivos personales y señaló que se seguirá trabajando "exactamente de la misma manera". Torres tiene a su familia en el exterior y optó por reencontrarse con ellos, dijeron fuentes de la OPP.

García explicó que la Dirección Nacional de Planificación aporta "una mirada a largo plazo del Uruguay" y se dedica a elaborar políticas de Estado a futuro.

También dijo que la intención del gobierno es que la tarea de este organismo se institucionalice y perdure en el tiempo, tras haber sido creado al inicio del actual período. "Es devolverle de alguna manera el primer apellido a la OPP referido a la parte de planeamiento", agregó.

Recordó que el único antecedente en el país de una división estatal que delinee estrategias públicas a futuro fue la Comisión de Inversiones y Desarrollo Económico (CIDE), que funcionó entre 1960 y 1967. García comentó que previo a asumir la titularidad de la OPP ya había contactado a Torres para encabezar el nuevo proyecto y destacó los aportes realizados. Anteriormente, Torres se había desempeñado como director nacional de Industria.

Evaluación.

Desde el año pasado la OPP comenzó a realizar un mayor seguimiento del comportamiento de las empresas del Estado por pedido del presidente Tabaré Vázquez. Además, se decidió realizar auditorías de gestión y obligar a las compañías públicas a detallar las actividades deficitarias que desarrollan.

García señaló que esta política de evaluación pública pretende ampliarse a todos los programas que funcionan bajo la órbita del Poder Ejecutivo.

"Queremos que la evaluación sea una política pública, se trata de un cambio de cultura que se debe dar en el Estado", expresó. Agregó que avanzar en este sentido también es una forma de reformar el Estado.

A su vez, indicó que el trabajo de la OPP a través de la Dirección de Gestión y Evaluación implica relevar los efectos de las políticas implementadas por los diferentes organismos para "ver qué cambios hacer o discontinuarlos si no tienen resultados". A modo de ejemplo, mencionó el seguimiento realizado en conjunto con técnicos del Ministerio del Interior al programa de tobilleras que se coloca a los agresores denunciados por violencia doméstica para monitorear su acercamiento a las víctimas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º