turismo interno

Por cambios en el dólar, argentinos viajan más al interior y menos fuera del país

Con la suba del dólar de los últimos dos meses, viajeros y familias recalculan sus planes de vacaciones y esparcimiento en el vecino país. 

Bancos y consultores elevaron en $ 1,30 la estimación del dólar para fin de año. Foto: EFE
Dólares estadounidenses. Foto: EFE

Si bien algunos turistas argentinos podrán seguir costeando vacaciones en el exterior, los operadores turísticos sostienen que ha habido un desplazamiento en los consumidores de destinos internacionales hacia los regionales y locales.

Los números de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA) apuntan en esa dirección: en junio volaron dentro del país más de 950.000 personas, un 7% más respecto del mismo mes de 2017, acumulándose un crecimiento del 10% en el primer semestre. La cifra pasó de 5,94 a 6,56 millones de pasajeros de cabotaje.

En cambio, la cantidad de pasajeros en vuelos internacionales cayó un 4% en junio respecto de un año atrás, acumulando en el semestre un alza de 8,9%. La tendencia declinante había comenzado ya en mayo, cuando la devaluación del peso empezó a golpear.

"Estamos viendo cambios de comportamiento. Vendemos más vuelos domésticos y menos a Estados Unidos y Europa", afirmó Ezequiel Pico, jefe de producto aéreo de Bibam Group (Avantrip y Biblos).

De acuerdo con sus mediciones, si se comparan los meses de mayo/junio 2018 versus marzo/abril de este año, a nivel transacciones, los destinos domésticos como Buenos Aires (+0,97%), Bariloche (+3,01%), Iguazú (+0,70%) y Salta (+1,24%) incrementaron su participación dentro del top 10, en detrimento de destinos como Miami (-1,31%), Nueva York (-0,97%) o Madrid (-3,06%), lo cual refleja un cambio de comportamiento hacia destinos con ticket promedio en dólares más bajo.

En tanto, el cofundador del metabuscador Turismocity, Julián Gurfinkiel, coincidió en que los vuelos de cabotaje crecen y lo adjudicó a que los precios en pesos están más bajos que nunca. "Iguazú y Calafate cuestan igual que hace tres años. Deben ser los únicos precios que no subieron en la economía. En dólares están a la mitad. Esto hace que más gente viaje, que haya más conectividad y más competencia", señaló.

En este sentido, los directivos vieron con buenos ojos el anuncio del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, acerca de la eliminación de los precios mínimos para los vuelos de cabotaje. Para Pico, el efecto de la medida se empezará a ver desde mediados de setiembre en adelante, y consideró que tendrá efectos muy buenos en cuanto a que mucha gente que no accedía a un avión va a poder hacerlo.

"Vemos que hay más doméstico, y esto lo va a aumentar más. Va a haber vuelos a precios más económicos", anticipó. Por su parte, Garfunkel dijo que la medida va a ser "buenísima" porque "va a permitir que se pueda jugar más con los precios, sobre todo en temporada baja".

También consultada sobre la eliminación de las bandas mínimas, Silvia Tenazinha, country manager de Almundo, consideró que es una señal positiva al consumo de viajes en el extenso territorio argentino, "ante una moneda que fluye y cambia planes para miles de consumidores que planifican viajes".

Por otro lado, dijo que en la perspectiva de la industria "va a alentar a que las compañías aéreas que ya apostaron por el doméstico y el modelo de negocio low cost vean en Argentina un mercado con potencial, como en su momento lo fueron México, Colombia, Brasil e incluso Chile".

Cabe recordar que antes de fin de año comenzará a operar en el aeropuerto El Palomar la empresa chilena Jet Smart, con vuelos a Santiago de Chile, y fuentes del sector aseguran que pronto desembarcará en el país una plataforma al estilo de Trivago, que agrupará todas las low cost regionales.

Sin embargo, otros no son tan optimistas respecto del desplazamiento de pasajeros que se van achicando en sus destinos de Estados Unidos y Europa a un destino regional (como Brasil o Chile, por ejemplo), y de un destino regional a uno local, y fuentes de una aerolínea local sostuvieron que la cadena que hace que los viajes se desplacen hacia abajo puede hacer que un segmento se caiga y deje de volar (los que viajan al interior) porque la pirámide de los vuelos está más basada en el cabotaje.

Consultados por las idas y venidas del gobierno sobre la posibilidad de aumentar el impuesto a los pasajes aéreos al exterior del 7% al 15%, Pico consideró que el impacto dependerá de la magnitud del gravamen, pero que la experiencia indica que la demanda en el mediano plazo se acomoda, mientras que Gurfinkiel dijo que sería algo negativo y que impulsaría a los viajeros a trasladarse a capitales cercanas para viajar desde allí al exterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)