LA VIVIENDA CON EXONERACIONES DE IMPUESTOS

Cambios al régimen de vivienda de interés social

Nuevo decreto trae modificaciones, pero los promotores privados esperan por otras que definirá el Mvotma.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Decreto da más tiempo para iniciar las obras y amplia la tolerancia del cronograma. Foto: Archivo

El Poder Ejecutivo emitió un decreto que introduce cambios al régimen de vivienda de interés social (VIS), por el que se dan a proyectos de este tipo beneficios impositivos.

Entre ellos, establece límites a las exoneraciones tributarias que pueden acceder aquellos que invierten en los proyectos para luego alquilar las viviendas según si el arrendamiento está por debajo de cierto precio o no, da más plazo para comenzar las obras y amplía la tolerancia para ejecutar las obras en el plazo comprometido.

El gobierno justificó los cambios en que "el tiempo de aplicación del decreto" anterior (está desde octubre de 2011) "demostró la necesidad de realizar ajustes al mismo, de forma de brindar una mayor operatividad al régimen de promoción de inversiones en vivienda y profundizar el cumplimiento de los objetivos trazados en el diseño de este", según se señaló en el decreto.

Para los promotores privados de la construcción, estas modificaciones "no son sustanciales" y esperan por la definición de topes de precios a la venta de inmuebles que debe hacer el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Terriorial y Medioambiente (Mvotma).

Es que el decreto original decía que el Mvotma con la conformidad del Ministerio de Economía y Finanzas, podrá fijar, por zonas, precios máximos. El nuevo decreto agrega a eso "y otras condiciones de enajenación (venta) de las viviendas".

El nuevo decreto "no dice absolutamente nada y deja en manos del Ministerio de Vivienda" cómo serán las condiciones, dijo a El País el presidente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción (Appcu).

"Lo que más nos importa a nosotros son la cantidad de viviendas que están topeadas, y la entrega de viviendas al ministerio para que las venda que fue lo que nos fueron adelantando" que cambiará, lo que no está en el nuevo decreto, indicó.

Actualmente, para proyectos en Montevideo que reciban beneficios fiscales, el 25% de las viviendas tienen precios de venta topeados por el Mvotma, "con unos topes que son bastante lógicos", dijo Steffen. "De acuerdo a lo que nos dijeron la otra vez (las autoridades del Mvotma), los (nuevos) topes regirían para el 10% de las viviendas, pero con valores un 30% menores a los actuales, quiere decir que ahí el promotor estaría trabajando a pérdida", expresó el presidente de la Appcu. "Además, tiene que entregárselas al Mvotma y el ministerio las comercializaría no se sabe cuándo, ni cómo", agregó.

Steffen dijo que los promotores están "con incertidumbres más que con certezas". En las consultas que la Appcu hizo entre los socios más grandes, es generalizado que "preferirían el sistema actual", dijo. Si el Mvotma insiste en estos cambios "puede que esto signifique que no haya más programas".

Decreto.

Según Steffen, los cambios del decreto "emprolijan al anterior", pero no tienen las definiciones que ellos buscan.

Uno de ellos, es que la exoneración del Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE) y del Impuesto a las Transmisiones Patrimoniales (ITP) a la primera venta de la vivienda procederá, siempre que esa comercialización se realice como máximo "hasta nueve ejercicios posteriores" al ejercicio en que culminó la obra. Antes, no había plazo para acceder el beneficio.

En el caso de viviendas que se venden a inversores que luego las pondrán en alquiler, se exonerará el 100% del IRAE y del IRPF durante el ejercicio en finalice la obra y los nueve siguientes "siempre que el precio del arriendo" sea "igual o inferior" a los precios máximos que establezca el Mvotma de conformidad con el MEF. Si el precio del alquiler está por encima de esos topes, la exoneración será del 40%. Antes, no había plazo para este beneficio y el porcentaje de exoneración estaba establecido por zonas, no por precios.

Por otro lado, se amplía de 180 a 270 días el plazo que tiene el promotor para iniciar la obra y la tolerancia para cumplir el cronograma de obra pasa de 40% a 50%.

Fideicomisos también; ya van 15.692 viviendas.

El nuevo decreto permite a fideicomisos financieros (siempre que emitan títulos que coticen en el mercado de valores) a exoneración del IRAE en las rentas provenientes de las ventas que realicen de viviendas promovidas, algo que no estaba contemplado en el decreto anterior. Hasta la fecha, ingresaron 575 proyectos para recibir los beneficios, de los que 477 fueron aprobados, 39 están en estudio (todo eso supone 15.692 viviendas) y 59 fueron observados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)