EL FUTURO YA LLEGÓ

¿Qué características deberá tener la Generación Z para competir con los robots?

Los nacidos después de 1996, la llamada Generación Z, deberá enfrentar el desafío de automatización de empleos y para ello necesita especializarse en ciertas áreas.

La automatización de algunos trabajos es un desafío para actuales y futuros empleados. Foto: Archivo El País
La automatización de algunos trabajos es un desafío para actuales y futuros empleados. Foto: Archivo El País

Puede parecer contradictorio, pero los miembros de la Generación Z tendrán que centrarse en las conexiones humanas si quieren competir con los robots por los trabajos del futuro.

Nacidos después de 1996, justo por detrás de la generación “millennial”, la Generación Z está recién ingresando a la fuerza laboral.

Sus miembros son los primeros nativos digitales auténticos y su capacidad de adaptarse a un lugar de trabajo automatizado probablemente determinará su éxito.

Si bien los títulos en ciencias e ingeniería están en aumento, habilidades “blandas” como la comprensión intelectual, la flexibilidad, la intuición y la creatividad serán esenciales para los trabajadores que compiten con unas máquinas que están adquiriendo una mayor competencia técnica.

Estas son las habilidades blandas que los integrantes de la Generación Z necesitan para tener éxito.

Comunicador estratégico eficaz.

Algunos empleadores temen que los trabajadores nativos digitales se parezcan demasiado a los robots con los que compiten.

¿Qué hará que los trabajadores de la Generación Z se destaquen? Una buena capacidad de comunicación.

En los campos tecnológicos es habitual trabajar de forma remota o en un relativo aislamiento, por lo que no siempre tienen suficiente tiempo para mejorar sus habilidades interpersonales, dijo Jason Wingard, decano y profesor de la escuela de estudios profesionales de la Universidad de Columbia.

centennials
Centennials, también conocidos como Generación Z. Foto: Archivo El País.

Sin embargo, hay una manera para que los jóvenes entrenen esa habilidad, agregó Vicki Walia, directora de talento y capacidad del gigante de servicios financieros Prudential.

“La generación Z no debe subestimar la importancia de construir relaciones, escuchar, comunicarse y trabajar de forma colaborativa”, explicó Walia.

Una manera de hacerlo es a través de la tutoría. Los jóvenes deben trabajar para establecer relaciones con colegas mayores o, incluso, participar en “tutorías inversas”, ayudando a un trabajador mayor a aprender una nueva habilidad tecnológica.

El año pasado, Russell Bingham, especialista en ingeniería, participó en el programa clínico del Harvey Mudd College en Claremont, California, que asocia a equipos de estudiantes con empresas.

Las interacciones fueron “reveladoras”, dijo Bingham, haciéndole encontrar mejores formas de interactuar con sus colegas.

Aprendiz permanente

Si bien la mayor parte de la Generación Z todavía está en el colegio, ya deben pensar en cómo adaptarse continuamente a un mundo que cambia a gran velocidad. Su ventaja, dijo Walia, es que son “digitalmente capaces y multidimensionales”.

Para tener éxito, deben ser pragmáticos y realistas sobre sus habilidades y cómo cambiarán las exigencias. Por ejemplo, Walia dijo que los graduados podrían recibir capacitación en Excel, pero un trabajo podría requerir que aprendan a interpretar esos datos.

“Las habilidades para narrar historias son una parte importante para poder ayudar a otros a interpretar los datos y usarlos para contar una historia a través de la visualización de datos”, dijo Walia.

Un trabajo que dé un sentido de propósito.

Casi la mitad de los integrantes de la Generación Z dijo que había experimentado agotamiento laboral en el último año, según un sondeo de ServiceNow, una empresa de computación en la nube de California. La mitad dijo que estaba evaluando un trabajo fuera de su industria actual debido a eso.

Los trabajadores están en su mejor momento cuando hacen algo significativo para ellos, dijo Obed Louissaint, vicepresidente de talento de IBM.

Para evitar el agotamiento, los jóvenes deben combinar el propósito de encontrar descansos mentales adecuados y tratar de desarrollar hábitos saludables, agregó Louissaint.

Por ejemplo, Bingham, estudiante de Harvey Mudd, está buscando un trabajo que le permita aplicar sus habilidades en ciencia e ingeniería a proyectos con impacto social. Hace poco trabajó en el equipo expedicionario que localizó el submarino HMS Urge, que llevaba 77 años perdido en el mar.

“Esa experiencia me llevó a valorar fuertemente el hecho de que mi conjunto único de habilidades en robótica puede ser una ventaja para las personas y los proyectos totalmente fuera del desarrollo directo de los robots”, dijo Bingham. (En base a Reuters).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados